10 jun. 2014

Las propuestas económicas de Podemos nos acercarían más a Dinamarca que a Venezuela

A raíz del éxito cosechado por PODEMOS, un número notable de opinadores han alzado la voz denunciando el carácter “utópico” y “populista” de sus propuestas. Fundamentalmente la parte económica (el resto no ha tenido demasiada repercusión), cuya crítica se resume muy bien en el titular de una entrevista concedida por Luis Garicano al diario El Mundo a principios de 2014: “hay que decidir si queremos ser Dinamarca o Venezuela”. Pero ¿qué sabemos de Dinamarca? ¿Por qué las propuestas de PODEMOS son “inviables”?
Si subimos los impuestos y perseguimos el fraude, nadie creará empleo. Necesitamos menos Estado.
La recaudación del Estado danés es casi el 50% del PIB (la de Venezuela el 13%, la de España el 31%) mientras que el peso del Estado en la actividad económica alcanza el 57% (en Venezuela, sólo el 40% y en España el 45%). Reducir el Estado, así como consentir el fraude fiscal (varias decenas de miles de millones de euros anuales), nos acerca a Venezuela y nos aleja de Dinamarca [1].
No podemos permitirnos que los estudiantes crean que la Universidad se financia sola.
En Dinamarca, la educación universitaria no sólo es gratuita [2]: si queremos convencer a un alumno de que “su trabajo es estudiar” debemos ser consecuentes y pagarle un sueldo. El Estado paga a los estudiantes una cantidad variable según las circunstancias, para permitir su subsistencia básica (hasta unos 750 euros mensuales) [3]. Cantidad que, a voluntad del alumno, puede ser incrementada con préstamos a interés reducido, que deben devolverse a partir del momento en el que se finalizan los estudios.
¿Reducción de jornada? ¿Renta básica? ¡No podemos permitirnos “pagar por no trabajar”!
Sin embargo, un trabajador de Dinamarca, tras seis años trabajados, puede acordar con su empresa un año sabático durante el cual, a cambio de que el puesto vacante sea ocupado por un desempleado, el Estado pagará una proporción sustancial del sueldo al trabajador… premiándole precisamente por “no trabajar” [4].
La intervención del Estado en sectores estratégicos corresponde a un modelo caduco del siglo pasado.
La mayor empresa energética de Dinamarca es DONG Energy [5], de la cual es Estado es propietario de un 76%, y por ley poseerá una mayoría en la compañía hasta el año 2025 [6]. La reducción de su participación por debajo del 50% precisa un acuerdo político amplio. La muy intervencionista política energética, basada en penalizar el gasto y las energías “sucias” ha supuesto un incremento casi nulo del consumo energético en los últimos 35 años [7] [8], a la vez que pasaba de la dependencia casi total del exterior a ser un exportador neto, reduciendo un 16% sus emisiones de CO2 [9].
¡Están dinamitando la construcción europea!
Como consecuencia directa de la campaña de información que precedió al referendum sobre el Tratado de Maastricht [10], los daneses votaron en contra. Eso les dio capacidad para negociar frente a la Unión Europea determinadas claúsulas con las que proteger sus intereses. En particular, Dinamarca no está en la Zona Euro, y su política económica es independiente de lo que ordene Bruselas [11].
Por último, se agita el miedo a que ciertas medidas erosionarían la seguridad jurídica y harían desconfiar a los inversores extranjeros. Pues en estos momentos, y supongo que no por culpa de PODEMOS, España se encuentra entre los países con más denuncias planteadas por empresas extranjeras en el CIADI… precisamente junto con Egipto, Argentina y Venezuela [12].
Son solamente unas pinceladas que ilustran la incoherencia de querer parecerse a Dinamarca sin estar dispuestos -por ignorancia, por mala fe o por cobardía- a tomar ninguna de las medidas que nos acercarían al modelo danés.

Fuentes:
[1] The Heritage Foundation/The Wall Street Journal. 2014 Index of Economic Freedom:http://www.heritage.org/index/explore?view=by-variables
[2] Danish Ministry of Higher Education and Science: http://studyindenmark.dk/study-options/tuition-fees-and-scholarships
[3] SU – The Danish students’ Grants and Loans Scheme:http://www.su.dk/English/Sider/amounts.aspx
[4] European Union – Eurofund:http://www.eurofound.europa.eu/emire/DENMARK/SABBATICALLEAVE-DN.htm
[5] DONG Energy:http://www.dongenergy.com/EN/Media/Newsroom/News/Pages/Denmarks_largest_energy_company_celebrates_its_five_year_anniversary.aspx
[6] DONG Energy:http://www.dongenergy.com/EN/Investor/releases/Pages/omx%20feed%20list%20details.aspx?omxid=721810
[7] Agencia Danesa de la Energía: http://www.ens.dk/en/info/news-danish-energy-agency/large-drop-energy-consumption-greenhouse-gas-emissions-2012
[8] United States Energy Information Administration: http://www.eia.gov/countries/country-data.cfm?fips=da#tpe
[9] Agencia Danesa de la Energía. Energy Policy in Denmark:http://www.ens.dk/sites/ens.dk/files/dokumenter/publikationer/downloads/energy_policy_in_denmark_-_web.pdf
[10] El gobierno editó 300.000 ejemplares del Tratado:http://www.nytimes.com/1992/04/16/news/16iht-dane.html
[11] Centro de Información sobre la UE (EU-Oplysningen): Edinburgh Agreement:http://www.euo.dk/emner_en/forbehold/edinburgh/
[12] El Diario.es: http://www.eldiario.es/economia/Espana-recursos-internacionales-energias-renovables_0_228527481.html
Publicar un comentario