30 ago. 2014

Israel amenaza con alargar su ofensiva sobre Gaza hasta septiembre

La ofensiva militar israelí sobre la franja de Gaza se prolongará todavía varios días. Los ataques podrían alargarse más allá del inicio del curso escolar en Israel, fijado para la primera semana de septiembre. Así lo ha dejado entrever el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, que ha reclamado a los gazatíes que “abandonen inmediatamente todo lugar en el que Hamas realiza acciones terroristas”. “Cualquier lugar de este tipo es objetivo para nosotros”, ha afirmado el jefe de Gobierno.
Este domingo, dos aviones de combate han matado a dos palestinos que viajaban en motocicleta por el centro de Gaza, y han dejado heridas a al menos diez personas, según han informado fuentes médicas de la zona. El portavoz del ministerio de Sanidad de Gaza, Ashraf al Qedra ha explicado que los dos hombres circulaban cerca de las Torres Fayruz cuando un proyectil impactó contra el vehículo, informa Efe. Fuentes de Gaza citadas por el diario El Mundo señalan que desde la mañana de este domingo han muerto cinco palestinos.


En la noche del sábado, un bombardeo del Ejército israelí derribó un edificio residencial de 13 plantas dejando más de una veintena de heridos. También destruyeron el centro comercial de la ciudad de Rafah, fronteriza con Egipto, sin víctimas mortales. Las fuerzas militares israelíes advierten de que no dudarán en atacar cualquier edificio si de desde este se dispara hacia Israel, o se sospecha que puedan encontrarse miembros de Hamas.
La muerte de un niño israelí de cuatro años por un proyectil de mortero disparado desde Gaza, según el ejército desde una escuela, ha provocado que se intensifiquen los ataques sobre la franja, que desde que comenzaron hace 48 días suman ya 2.105 palestinos fallecidos, según cifras oficiales. Una cuarta parte de estas son niños. En el conflicto han perecido también 64 soldados y dos civiles israelíes.
Según la ONU, más de 450.000 personas, una cuarta parte de la población de la asediada Gaza, han tenido que abandonar sus casas y se han convertido en desplazados internos.
Publicar un comentario