25 sept. 2014

Lista de las principales medidas que el Gobierno Rajoy ha aprobado sin consenso social

Mariano Rajoy ha impulsado drásticas reformas económicas y sociales a pesar de la oposición general. Como contrapartida al saneamiento bancario, en julio de 2012 anunció el recorte de gasto público más grande de la democracia. Aumentó el IVA, aprobó el copago sanitario, redujo la inversión educativa… todo lo hizo sin acuerdo previo con la oposición.
La falta de consenso ha sido la razón por la que Rajoy ha echado atrás la reforma de la ley del Aborto. Lo ha hecho sabiendo que la consecuencia inmediata sería la dimisión de su principal impulsor, Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia y figura señera en el Partido Popular.
Manifestaciones, disturbios, huelgas… nada ha detenido las medidas de austeridad de Rajoy, al punto que se el suyo se ha convertido en un “Gobierno-ejemplo” para las autoridades europeas y para la canciller Merkel, que no ha perdido oportunidad de elogiarle en distintos foros.
Pero las medidas de Rajoy han salido adelante a pesar del fuerte impacto y de la pronunciada oposición social y política. Tal ha sido el caso de las principales que han jalonado esta legislatura:
Decreto de medidas urgentes para reducir el déficit
El viernes 30, el recién elegido Gobierno de Mariano Rajoy incrementó las previsiones de déficit público hasta el 8% del PIB. Con este nuevo dato, aprobó un Decreto de medidas urgentes para reducir el déficit. Este decreto incluía una subida de impuestos que elevaba el tipo marginal del impuesto sobre la renta desde el 45 hasta el 52%. También se recortaba el gasto público en 9.000 millones de euros, congelaba el sueldo de los funcionarios y el salario mínimo interprofesional.


Reforma Laboral
Tras el consejo de ministros del viernes 10 de febrero de 2012, la ministra de Trabajo Fátima Báñez presentó la ley de Reforma Laboral, que facilitaba el despido. Fue duramente criticada por partidos de oposición y sindicatos. Estos últimos convocaron una huelga general exigiendo su retirada. Finalmente la ley fue aprobada por con el apoyo de CiU y los diputados de UPN y FAC, que sumaron 197 votos, y los 147 votos contrarios de PSOE, Izquierda Plural, Coalición Canaria, ERC, Amaiur y PNV.

Ley de Educación
Desde que el ministro Wert dio a conocer el primer borrador de la nueva ley de Educación, diversos sectores sociales expresaron su rechazo. La oposición fue creciendo hasta la convocatoria de una huelga general en todos los sectores educativos para el 16 de mayo de 2013. Ese día hubo manifestaciones multitudinarias en toda España. El Gobierno, sin embargo, no dio vuelta atrás. Fue aprobada el 28 de noviembre en el Congreso sólo con el apoyo de los diputados del PP.

Recorte adicional de 10.000 millones en Educación y Sanidad
A los 27.000 millones de recorte previstos en los Presupuestos Generales del Estado que se presentaron el 30 de Marzo, el Gobierno decidió suprimir 10.000 millones de euros más que iban destinados a Educación (3.000) y Sanidad (7.000). Las autonomías y los sindicatos criticaron fuertemente la decisión y convocaron movilizaciones sociales. No sirvió de nada, porque el PP hizo valer su mayoría absoluta, rechazando tanto las diez enmiendas a la totalidad que hubo en el Congreso como los ocho vetos que se registraron en el Senado.
El Gobierno decidió reducir en un 63% los gastos de la minería española a pesar de las protestas de la patronal, que anunció su disposición a denunciar en los tribunales el incumplimiento del Plan del Carbón. Los sindicatos llevaron a cabo movilizaciones, en las que hubo episodios de violencia. Durante las semanas siguientes, la policía tuvo que intervenir en varias ocasiones para despejar las carreteras que habían sido cortadas por los huelguistas. El 18 de junio de 2012 hubo una huelga general en Asturias y Aragón. Para los sindicatos, Rajoy había decretado “la muerte del sector”.

Copago Sanitario
El 26 de junio de 2012 la ministra de Sanidad, Ana Mato anunció el la retirada de la financiación pública a 456 fármacos indicados para “síntomas menores”. Todos los grupos parlamentarios, a excepción de UPN, rechazaron la medida, argumentando que golpearía el bolsillo de amplias capas de la población en plena crisis económicas. También recibió críticas por parte de organizaciones sociales vinculadas al sector sanitario. Sin embargo, la mayoría absoluta del PP bastó para aprobar la medida.

Subida del IVA
Un día después de que el Eurogrupo acordara cómo rescatar al sistema bancario español, el miércoles 11 de julio, Rajoy presentó el mayor ajuste de la democracia: 65.000 millones de euros en dos años. Para lograr este objetivo, no dudó en subir el IVA, medida que chocaba directamente con una promesa electoral del PP. Es más, el mismo Rajoy había hecho campaña contra el aumento de este impuesto cuando Zapatero lo incrementó del 16 al 18%. El entonces líder de la oposición lo calificó de “sablazo de un mal gobernante”. Además de la subida del IVA, en este ajuste suprimió la paga de Navidad a los funcionarios. A los dos días del anuncio, el Gobierno lo aprobaba en Consejo de ministros.
Publicar un comentario