25 nov. 2014

“Tengo una información de mucho volumen que apuesto que dibuja un cuadro claro de la corrupción institucional en España“

El pasado 1 de octubre todas las televisiones abrieron sus informativos con la misma noticia:
“86 directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia cargaron a sus tarjetas de empresa gastos personales por un importe de más de 15 millones de euros”.
Había nacido el caso de las “tarjetas black”.
Pero, ¿cómo se llegó a conocer la existencia de las tarjetas black? Para descubrirlo debemos dirigirnos a un pequeño local en el barrio del Raval, en Barcelona, donde se encuentra la sede del conocido comoBuzónX, un correo electrónico encriptado creado específicamente para entregar, de manera anónima, documentación sensible o confidencial que pueda servir para destapar casos de corrupción.

A finales de 2013 este buzón, gestionado por tres colectivos –la asociación X.Net, el Partido X y el movimiento 15MpaRato– recibió un correo electrónico que decía:
“tengo una información de mucho volumen que apuesto que dibuja un cuadro claro de corrupción institucional en España”.
Los responsables del BuzónX pusieron en contacto a la fuente de este correo con periodistas de eldiario.es.
El resultado fueron más de 8.000 correos electrónicos del Presidente del Consejo de Administración de Bankia, Miguel Blesa, en los que efectivamente, puede leerse “un cuadro claro de la corrupción institucional en España”. En un primer momento, los correos de Blesa no fueron aceptados por el juez instructor del caso Bankia. Sólo siete meses y varias peticiones después, en agosto, el juez acaba por aceptar la petición del bufete Jausas para investigar su contenido.
En uno de estos correos, publicado en diciembre de 2013 por eldiario.es, tuvimos noticia por primera vez que varios consejeros de Bankia poseían una “tarjeta Visa de gastos de representación, black a efectos fiscales hasta ahora”, –es decir, que no pasaban por Hacienda–, a las que podían cargar entre 25.000 y 50.000 euros anuales, dependiendo del cargo que ocupaban. A partir de ese correo electrónico, las investigaciones realizadas por la actual dirección de Bankia –post-rescate público– terminaron de sacar a luz toda la negrura que escondían aquellas tarjetas.
Quizás es casualidad que los correos de Blesa se filtraran gracias al BuzónX. Sin embargo sus impulsores, a través del colectivo 15MpaRato, son los principales demandantes en el caso Bankia, que comenzó centrándose en la estafa de las participaciones preferentes –de las que también habla Blesa en sus correos–, y ahora impulsan la acusación en la pieza abierta por el juez Andreu para investigar tarjetasblack. En este caso, 15MpaRato ha solicitado que comparezcan sólo 7 de los beneficiarios de las tarjetasblack, en una estrategia que intenta, según declaran, evitar que la causa se ralentice enormemente. Por su parte, el FROB ya ha entregado al juez información sobre al menos 20 operaciones sospechosas realizadas por Bankia en el que podrían estar implicados partidos políticos, sindicatos y patronal. Nada indica que el caso Bankia esté agotado. Por el contrario, parece que queda por aflorar mucha negrura.
Mientras tanto, en la bandeja de entrada del BuzónX no deja de llegar información, un 10% de la cual puede servir para destapar nuevos casos de corrupción, según informa Simona Levi, una de las responsables de la iniciativa.
Para saber más sobre esta historia:
Y si tienes ganas de más:
Captura de pantalla 2014-11-12 a las 09.23.32
Publicar un comentario