5 ene. 2015

Mercadona, condenada a pagar 150.000 euros por tres delitos de agresión y acoso sexual

Entre 2004 y 2009 el responsable del centro de Mercadona en la calle Luis Vives de Valencia acosó repetidamente a dos empleadas e incluso en una ocasión llego a agredir sexualmente a una de ellas. En esos 5 años, las victimas intentaron evitar los acosos pero ambas fueron llevadas bajo presión a una sala de juntas del centro comercial para intentar consumar el delito.
El Supremo, tras recordar los detalles de estos acosos en los que los comentarios sexuales del condenado alcanzan limites insospechables, tacha de zafio y ruin el comportamiento del que fuera coordinador de planta del supermercado. Que se valió de su puesto de responsabilidad en la compañía y de las amenazas de despido que lanzaba a sus víctimas para perpetrar unos delitos que le van a llevar a la cárcel durante 2 años y 8 meses.


La sentencia de la Sala de Lo Penal del Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar, dirige después su foco hacia la compañía. A Mercadona se la declara responsable civil y deberá abonar 75.000 euros a cada una de las victimas por los daños psíquicos y los perjuicios morales causados.
Esta responsabilidad, según el Supremo, recae en la empresa porque ha quedado completamente demostrado que el acusado no rendía cuentas ante nadie. No existía supervisión de la cadena de supermercados en ninguna de las decisiones que el agresor adoptaba. Dice el Alto Tribunal que ‘en consecuencia debe responder de todos los excesos que en el ejercicio de sus funciones realice el procesado’.
Publicar un comentario