25 jun. 2015

PP y Ciudadanos no renuncia a los coches oficiales del Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid mantendrá un total de 178 automóviles oficiales durante esta legislatura, a pesar de que la nueva alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, quiera prescindir de ellos, al igual que su partido, Ahora Madrid. La idea de Carmena es reducir la utilidad de los coches destinándolos solo a incidencias, esto se haría redestinando los que actualmente sirven en las juntas de distrito, áreas de Gobierno y a cometidos como el transporte de material.
Por su parte, PP y Ciudadanos se niegan a renunciar a los que corresponden a sus portavoces, Esperanza Aguirre y Begoña Villacís, ya que, según Villacís, “no supone ninguna medida de ahorro”.
El líder del PSOE madrileño, Antonio Miguel Carmona, no se ha posicionado todavía, lo que sí ha dejado ver es que, como la alcaldesa, es habitual usuario del transporte público para acudir a su puesto de trabajo.
Según las últimas informaciones del pasado año, el parque de vehículos del consistorio ascendía a 235, por lo que la reducción sería, aproximadamente, de uno de cada cuatro automóviles.


Manuela Carmena renuncia al palco de Las Ventas
Ahora Madrid se ha puesto en contacto con la empresa de la plaza de toros madrileña de Las Ventas para hacer saber que renuncian al palco que tienen reservado para asistir a todos los festejos taurinos de la temporada en la ciudad. Además, han comunicado al Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid que, en principio, “no les envíen más entradas para asistir a las corridas”.
La política de austeridad impuesta por el partido decía que “no se utilizará ningún palco de todos a los que tienen derecho el consistorio, ni se disfrutará de ningún privilegio de este tipo”, algo que, de momento, están cumpliendo a raja tabla.
“En principio la idea es renunciar a todos los palcos, luego, cuando vayamos organizándonos, ya los iremos gestionando y veremos qué medidas tomamos al respecto en cada uno de ellos”, ha señalado la portavoz de Ahora Madrid.
La pasada semana el Ayuntamiento de Madrid ya renunció al palco que tenía reservado en el Teatro Real, el cual va a ser abonado a la propia institución para que puedan gestionarlo directamente o venderlo y sacar así un beneficio económico, que la propia Manuela Carmena estimó en 100.000 euros.
Publicar un comentario