21 sept. 2015

El Banco de España amenaza a Cataluña con un corralito en caso de independencia

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha avisado este lunes a los catalanes de los inconvenientes que traería a esta comunidad una eventual secesión, entre ellos un "corralito" financiero, o la salida "automática" de la Unión Europea. Las declaraciones del responsable del Banco de España suponen un nuevo paso después de la advertencia de las patronales bancarias, que el pasado viernes amenazaron con "replantearse su estrategia de implantación" si se declaraba la independencia por parte de la Generalitat. Aun así, Linde ve este escenario como un "futurible altamente improbable".
En su intervención en un desayuno organizado por Europa Press, Linde ha explicado que las "tensiones graves" pueden dar lugar a un corralito. Otro de los problemas que tendría que afrontar una Cataluña independiente sería su "automática" salida de la Unión Europea y de la zona del euro, por lo que, lógicamente, no tendría acceso a la liquidez que facilita el Banco Central Europeo (BCE).
Sobre si sería viable económicamente una Cataluña independiente, Linde ha dicho que hay países más pequeños que esta comunidad autónoma, también en Europa, pero ha afirmado que "no tiene mucho interés" plantear estas cuestiones "en abstracto".
También ha señalado que el comunicado emitido el viernes por las patronales bancarias Asociación Española de Banca (AEB) y Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) –en el que advertían de que la exclusión de Cataluña de la zona euro comportaría que los bancos que operan allí tendrían "graves problemas de inseguridad jurídica"–, decía "cosas muy obvias" y sensatas. Ha añadido que un proceso como el soberanista catalán crea "inseguridades, incertidumbres y tensiones".
Linde ha sido más optimista al hablar de las previsiones económicas para este año y el que viene, que ha mantenido en el entorno del 3% para 2015 y ligeramente por debajo para 2016, siempre y cuando España no abandone la senda de las reformas, orientadas a mejorar la productividad y el empleo.
Preguntado por si no sería necesario dar "una vuelta de tuerca" a la reforma laboral, ha defendido que la "idea básica" de la reforma realizada por el Gobierno no debe ser corregida, aunque ha admitido que hay aspectos "mejorables", entre ellos la "continua judicialización" de algunas de sus disposiciones.
En cuanto a si ha llegado el momento de empezar a subir los salarios en España, Linde ha abogado por que se suban "donde se pueda", pero no de forma generalizada y sin que conlleve despidos.
Publicar un comentario