2 may. 2016

Así le ganó Antonia la partida a las eléctricas: "Dos años después me han devuelto mis 1.800 euros"

Y David ganó a Goliat. O mejor dicho, Antonia ha vencido al gigante Iberdrola. Le ha costado más de dos años y medio pero por fin puede decir que ha recuperado los 1.848,60 euros que la eléctrica le cobró por una falsa manipulación de su contador de la luz. Fue, para más inri, por una vivienda que llevaba casi dos años deshabitada.
Antonia y su marido habían estado un tiempo sin desplazarse hasta su segunda residencia en la localidad alicantina de Torrevieja y, por ello, la sorpresa fue mayúscula. "Me habían operado de cáncer y no habíamos ido ni en Semana Santa ni en verano. Fue alucinante", cuenta la afectada, que consiguió demostrar que no había manipulado su contador enseñando las facturas del agua de esa misma vivienda. "¡Menudo disgusto!", prosigue. Y remata: "Nos dejó temblando".
"¿Quién me dice a mí que no lo han manipulado ellos mismos?", se pregunta Antonia
Además, asegura que los contadores de la urbanización en la que se encuentra su casa están en la calle, al alcance de todos los que pasan por delante y sin estar precintados o con el acceso cerrado. "¿Quién me dice a mí que no lo han hecho ellos mismos?", cuestiona. Pese a que su marido había reclamado con anterioridad que al menos pusieran un candado al contador, sus peticiones cayeron en saco roto.
Se queja de que incluso les amenazaron con cortarles la luz y asegura que no tiene palabras para definir lo que le ha pasado. Sin embargo, su marido decidió dejar a un lado el miedo a denunciar a "empresas tan fuertes" y, gracias a la mediación de Facua, la historia ha terminado con final feliz. "Estábamos desmoralizados y ahora muy agradecidos a esta asociación", cuenta apenada ya que la devolución ha llegado justo después del reciente fallecimiento de su esposo.


No estuvo presente en la lectura del contador
Pero, ¿cómo ha sido el proceso? Tras recibir el cargo, Antonia acudió a Facua para que reclamase en su nombre. La asociación de consumidores redactó un escrito en el que señalaba que la afectada no había estado presente durante la lectura del contador y que según el Real Decreto 1725/1984, de 18 de julio, "ninguna persona ajena a la Empresa suministradora podrá manipular ni desprecintar los aparatos y equipos de medida y control una vez conectados (...) ni tampoco la Empresa suministradora sin aviso previo al abonado".
Ante la negativa de Iberdrola a anular la factura y devolver lo cobrado de más, Facua acudió al Servicio Territorial de Industria y Energía de Alicante, organismo que instó a la eléctrica a la devolución del importe "cobrado indebidamente". Cabe destacar que la Generalitat Valenciana puso recientemente en duda el protocolo que sigue Iberdrola para regularizar los fraudes que dice detectar en los contadores de la luz y alertó de que la compañía sigue realizando la revisión de los aparatos supuestamente manipulados "sin las mínimas garantías para el usuario".
El Servicio Territorial de Industria de Valencia llegó a pedir a Iberdrola que, si de verdad podía probar que un aparato había sido trucado por el usuario, lo denunciara en el juzgado.


Aumento de las penalizaciones
Asimismo, Facua viene advirtiendo del aumento del fraude en los contadores de la luz o de refacturas desorbitadas por periodos antiguos de consumos de electricidad, normalmente, en segundas residencias y reclama, una vez más, a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que impulse sanciones a las principales eléctricas (Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa) por atribuir a los consumidores falsas manipulaciones de contadores y lucrarse de ello.
De hecho, recuerda que la legislación del sector establece el pago de incentivos a las eléctricas por los casos de fraude que detecten, lo que podría llevar a que se hinchen las cifras reales para enriquecerse irregularmente con el dinero público. En este sentido, la CNMC ha reconocido la necesidad de revisar el actual sistema de incentivos y que sean las eléctricas las que sufraguen las pérdidas por tal concepto, y no el consumidor final como sucede ahora.

¿La solución?
"Tener el contador dentro de la vivienda dado que la obligación de custodiarlo es del usuario", expresa Jorge Morales, ingeniero industrial y experto en el sector eléctrico español, quien critica que el cambio de los contadores antiguos por los inteligentes, que permiten el control remoto sin la necesidad de la visita de un técnico y el seguimiento en tiempo real, no se haya aprovechado para situar el contador dentro de la casa del cliente.
Publicar un comentario