10 jun. 2016

Acuamed planeó contaminar las aguas del río Ebro con ácido clorhídrico

Envenenar el Ebro con ácido clorhídrico para abaratar la descontaminación del embalse de Flix es el plan que manejó Acuamed para aumentar los beneficios de FCC, la empresa encargada de la limpieza y, supuestamente, cobrar mordidas. Podríamos estar hablando de un delito contra la salud pública", explica el periodista Pablo Herraiz.
Los pinchazos de la Guardia Civil demuestran que el ofrecimiento lo hace Pablo Martín, hombre de confianza de Arcadio Mateo, a David Blanca, un ingeniero de FCC detenido también en la operación.
En la grabación, se escucha a Pablo Martín planteando la opción de "echar ácidor clorhídrico directamente al embalse". A lo que David Blanca reconoce que los químicos querrían hacerlo de forma muy controlada, pero él se muestra favorable a un método más expeditivo: "Claro, nosotros a lo bruto ¿Qué haríamos? Como vaciar una cuba, a tomar por culo. Tiramos la cuba de clorhídrico y aquí paz y después gloria. Cogeríamos y '¡venga, Manolo, tira la manguera flexible, dale!', y aquí paz y después gloria".
El tal Manolo bajaría así una acidez del agua fuera de control por contaminantes como el mercurio vertidos durante décadas por una fábrica de Ercros. Sin embargo, ese hecho provocaría un gigantesco desastre mediambiental, motivo por el cual Ecologistas en Acción ha anunciado que lo va a llevar a la Fiscalía.
Es una muestra más de a qué estaban dispuestos los responsables de Acuamed y de las constructoras con las que trabajaba para apoderarse del dinero público.

Publicar un comentario