9 ago. 2016

¿Es usted capaz de diferenciar al PSOE de Intereconomía? Test

Si es usted votante, simpatizante o militante del PSOE y este titular le hace sentir molesto está en el sitio adecuado, porque este artículo está pensado especialmente para usted. No pretende ofender, ni es un ataque gratuito. Es un texto que quiere invitar a la reflexión sobre la deriva que el PSOE ha tomado desde hace unos años. Puede que haya pasado poco a poco, de forma que muchos no se hayan dado cuenta, motivo por el que me gustaría que antes de ponerme a parir en los comentarios lea lo que tengo que decir hasta el final. Si no tiene nada que ver usted con el PSOE le resultará igualmente interesante.
Pero, ¿qué tiene que ver el PSOE con Intereconomía? ¿Cómo es posible comparar la televisión donde se acusaba al PSOE de poco más que haber dado un golpe de estado con las bombas del 11M con el PSOE mismo? Bien, sea cual sea su grado de escepticismo con mi titular, le propongo un reto. A continuación hay un breve test. Se trata de un cuestionario donde debe usted votar si las frases que escribo a continuación han sido pronunciadas por:

-un político importante del PSOE
-alguien del Partido Popular
-un tertuliano de Intereconomía

Debería ser muy fácil diferenciarles, ¿verdad? Los resultados están al final. No se haga trampas al solitario. Sea sincero, responda y después mire las respuestas.
Ahí van. Son sólo 16 frases. Recuerde: ¿PSOE, PP o Intereconomía?

1. Hablando del programa de Podemos “Ese tipo de argumentos son pura y simplemente antipolítica y por lo tanto antidemocráticos”.
2. “El camino de la constitucionalidad, de Europa y de una estabilidad política es la suma de PSOE, C’s y PP”.
3. “Para las reformas que España necesita hay que contar con el PP”.
4. Hablando de Pablo Iglesias “Actúa desde posiciones parecidas a las de sus aliados en Venezuela, pero lo ocultan de manera oportunista. Son puro leninismo”.
5. “Podemos es un peligro público y Pablo Iglesias un sectario prepotente”.
6. Hablando de Podemos: “Odio desde siempre a las dictaduras y a quienes apoyen a las mismas y estos señores se nutren de una dictadura como la de Irán, que es una teocracia, o lo que apoyan en Venezuela o Cuba, más en Venezuela que es de donde sacan el dinero”.
7. Hablando del primer día en el Congreso de los diputados de Podemos y las confluencias “A mí personalmente me han molestado mucho y se han paseado por los pasillos con una sonrisa de pandilleros”.
8. Comentando el programa de Podemos: “Pero las cosas que dicen me parecen una especie de caricatura del programa del PSOE. Es el programa del PSOE más dos huevos duros”.
9. Refiriéndose a las demandas del 15M en 2011. “Los 25 objetivos del 15M son cartas a los Reyes Magos”.
10. Refiriéndose a la acampada del 15M “200 personas no pueden poner patas arriba una ciudad’.
11. Sobre la demanda de autodeterminación del nacionalismo catalán: “Stalin autodeterminó a millones de soviéticos a Siberia”.
12. “Las autoridades catalanas vienen practicando una suerte de golpe de Estado a cámara lenta”.
13. “El Estado tiene que frenar la rebelión catalana como en 1934”.
14. Refiriéndose a los independentistas catalanes: “La diferencia con ETA es que mataban y éstos todavía no”.
15. “Monedero podría ser el Bárcenas de Podemos”

Bien, ¿cuántas cree que ha acertado? A continuación las soluciones. Todas las frases que ha leído han sido pronunciadas por un miembro importante del PSOE. Fin de las soluciones.
Si alguien cree que lo que acaba de leer suena a socialista, obrero y federalista tiene que revisar algunos conceptos. Suena a caverna. Suena a la derecha de toda la vida. No sé ustedes, pero yo visualizo muy fácilmente a Federico Jiménez Losantos diciendo “El estado tiene que frenar la rebelión catalana como en 1934” o a Aznar comentando “Las autoridades catalanas vienen practicando una suerte de golpe de Estado a cámara lenta”. Ambas frases son de Alfonso Guerra.
También visualizo con facilidad a Rafael Hernando diciendo “Para las reformas que España necesita hay que contar con el PP”, aunque sea una frase de Felipe González. O a Marhuenda comentando el programa de Podemos con las palabras: “las cosas que dicen me parecen una especie de caricatura del programa del PSOE. Es el programa del PSOE más dos huevos duros”, aunque la frase sea de Jordi Sevilla.
No sería extraño escuchar a Esperanza decir: “Odio desde siempre a las dictaduras y a quienes apoyen a las mismas y estos señores se nutren de una dictadura como la de Irán”, aunque la frase la pronunciase Joaquín Leguina. Seguramente Losantos podría abrir su programa radiofónico afirmando sobre Pablo Iglesias: “ Actúa desde posiciones parecidas a las de sus aliados en Venezuela, pero lo ocultan de manera oportunista. Son puro leninismo 3.0”, aunque sean palabras de Felipe González. Y no sorprendería a nadie ver a Cospedal describiendo las palabras de alguien de Podemos así: “ Ese tipo de argumentos son pura y simplemente antipolítica y por lo tanto antidemocráticos”, tal y como hizo Joaquín Almunia.
El PSOE le ha comprado el discurso y parte de la ideología a la derecha. Si a usted le duele lo que acabo de decir, es problema del PSOE, no mío. Me sorprende mucho que el PSOE, sus votantes y simpatizantes hayan entrado a este trapo con naturalidad. El PSOE sufrió con el Gobierno de Zapatero un acoso mediático lamentable. Zapatero era ridiculizado como zETAp por tratar de negociar la paz. Se llegó a insinuar en los medios de la caverna poco menos que Rubalcaba había puesto las bombas en los trenes para ganar las elecciones.
Desde diversos medios acosaron mediáticamente a las víctimas de los atentados del 11M con una teoría de la conspiración infumable para atacar al gobierno. Un acusado llegó a afirmar que estaba siendo sobornado para mentir en entrevistas sobre la autoría del atentado para desgastar al gobierno del PSOE. La mujer del comisario que encontró la mochila explosiva en Vallecas se suicidó por la presión sufrida por la teoría de la conspiración que sólo buscaba acabar con Zapatero y reivindicar el aznarismo.
Por eso me sorprende tanto que el acosado quiera ser ahora el acosador. Los mismos ataques salen ahora desde Ferraz hacia Podemos, 15M, Cataluña o cualquier cosa que ponga en cuestión el status quo. Mismo lenguaje agresivo. Mismas falacias argumentales. Misma temática “asustaviejas”: ETA, Venezuela, Irán, Stalin, golpe de estado, rebelión catalana, 1934… Suficientes cosas habrá en el programa de Podemos, en el movimiento del 15M y en el movimiento independentista catalán para ejercer una crítica política consistente y dura. Pero no. El PSOE ha decidido subirse al carro de la nueva teoría de la conspiración. Abandonar el debate político para referirse a nuevas fuerzas políticas con frases como: “la semejanza de posición entre estos jóvenes altaneros y el ‘bunker’ que se opuso a la transición política en 23F de 1981″. ¿O esto lo dijeron en Intereconomía?

Rafael Conde Melguizo. Socio de la Marea. Doctor en Sociología y profesor en ESNE – Universidad Camilo José Cela.
Publicar un comentario