18 ago. 2016

Las renovables barren en licitación de Chile y marcan precio histórico

El precio medio de los 12.430 GWh subastados se situó en 47,59$/MWh. La eólica triunfa y la solar se lleva una parte mínima de la tarta, pero rompe el precio con 29 $/MWh.
“Con orgullo podemos decir que se ha alcanzado un precio histórico”. El ministro de Energía chileno, Máximo Pacheco, no cabía de gozo al presentar los resultados de la licitación de suministro convocada por la Comisión Nacional de Energía (CNE). Los 12.430 gigavatios hora licitados, y que tendrán que suministrar a partir de 2021, obtuvieron un precio medio de 47,59 centavos de dólar por megavatio hora. Con ello, se ha reducido en nada menos que un 63 por ciento el valor de compra de la energía con respecto a la primera gran licitación de suministro realizada en 2013 (129 dólares por megavatio hora), y un 40 por ciento si se la compara con la licitación de octubre de 2015, en las que las renovables consiguieron un precio medio de 79,3 dólares por megavatio hora.
Pero mayor orgullo incluso es que más de la mitad de los proyectos correspondan a centrales renovables. Si bien la gran protagonista en cuanto a energía adjudicada ha sido la eólica, con cerca de un 40 por ciento en los cinco bloques licitados, para los que hubo la friolera de 84 ofertas en total, sin duda ha sido la solar la tecnología en marcar el precio final. Al increíble precio de 29,10 dólares por megavatio hora, un proyecto de Solarpack fue la única central solar en adjudicarse energía en el bloque 2B. El resto de los 1.000 gigavatios hora que se adjudicaron en el bloque de suministro entre las 8 y las 18 horas, franja horaria en la que competía mayoritariamente la fotovoltaica, correspondieron a proyectos eólicos. Y eso que se habían hecho públicas ofertas de empresas solares que giraban en torno a los 3 centavos de dólar por kilovatio hora suministrado a la red.
Según indicaba el ministro Pacheco en la rueda de prensa posterior a la subasta, entre el 10 y 12 por ciento de la energía adjudicada correspondería solar. Y es que la solar no solo competía en el bloque de su franja horaria de producción. Proyectos de hibridación también han concurrido a los bloques de suministro 24 horas. Cox Energy, por ejemplo, ha resultado adjudicataria de 250 gigavatios hora en uno de estos bloques con un proyecto que ampara tanto solar como eólica y a un precio de 52,72 dólares por megavatio hora. Según la empresa, la inversión del complejo híbrido de 300 megavatios a construir estará en torno a los 300 millones de dólares.
Parte de los 6.006 gigavatios hora que se ha adjudicado Endesa podrían también ir a parar a centrales solares. Concretamente a las de Enel Green Power Energy. Ambas empresas pertenecen al gigante energético de origen italiano Enel. En licitaciones anteriores, Enel se hizo con volúmenes de suministro de energía que habían sido adjudicados a Endesa.
A falta de que se conozcan las ofertas y adjudicaciones con exactitud, lo que es poco probable es que haya muchos más proyectos que amparen fotovoltaica. La española Acciona, también adjudicataria, en esta ocasión solo apuesta por el viento para los 506 gigavatios hora que se ha adjudicado en uno de los bloques de 24 horas, según indica en comunicado de prensa. Algunas empresas solares, y de otras tecnologías, se quedaron fuera de juego por faltas de forma en la oferta, según comunicaban las autoridades de la CNE.
Según indicaba el ministro Pacheco en la rueda prensa posterior a la licitación, la mitad de los proyectos licitados corresponderían a obra nueva, lo que podría significar inversiones en torno a los 3.000 millones de dólares. Lleno de orgullo, el ministro también indicó que con ello se aproximan a la meta fijada por la Agenda Energética de conseguir una reducción de la tarifa eléctrica para el consumidor final en la próxima década del 25 por ciento. Según Pacheco, el resultado de esta licitación “permitirá bajar las cuentas de la luz en un 20 por ciento desde 2021”.
El resultado de esta licitación de suministro marca un antes y un después en Chile. El ministro de Energía Pacheco decía abiertamente que han pasado de ser un país en crisis energética declarada, a ser un país en el que el sector energético “es el principal motor del país”. (María Sarado)
Por error, en esta noticia se indicaba que la central María Elena de SunEdison era la adjudicataria de esta licitación. Realmente, el proyecto ganador es "Granja Solar" en la región de Tarapacá, cuyo titular es la empresa María Elena Solar Spa, filial de la española Solarpack. Sentimos el malentendido causado y pedimos disculpas a nuestros lectores y a las empresas involucradas.
Publicar un comentario