24 sept. 2016

“A algunas empresas del IBEX sería bueno nacionalizarlas en el momento oportuno”

Porque los ricos siguen teniendo más poder que los pobres, porque los sindicatos están debilitados, porque la izquierda combate en medio de un entorno mediático hostil y porque las empresas tienen un poder político desmesurado. Son algunas reflexiones del catedrático de Economía Aplicada Juan Torres, firmante, entre otras recientes iniciativas, de la implantación de permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles y de la formación de un gobierno alternativo a la derecha de Rajoy: “Los ricos siempre salen ganando porque tienen más poder que los pobres y, por tanto, más influencia política”. En esta entrevista, el economista responde a diez por qués sobre el paro y la precariedad en España.

¿Por qué el empleo es mayormente temporal y precario?

Porque el tipo de negocio y actividad económica que se ha promovido es de muy baja productividad, en unos casos. Y, en otros, porque el poder de negociación se ha escorado mucho en favor de los grandes empresarios.

¿Por qué se permiten cuestionarios como el que realiza el Servicio Público de Empleo de Madrid, que potencia el empleo precario?

Sencillamente porque es el modelo al que se aspira y se presenta como el “normal”, el estándar que hay que aceptar y el que de hecho se acepta cuando hay tantos desempleados que necesitan disponer de ingresos por mínimos que sean. Es la consecuencia de la debilidad de los sindicatos y de las reformas laborales orientadas exclusivamente a disminuir el poder de negociación de los sindicatos y aumentar el de los empleadores.

¿Por qué cala en la sociedad que cuando gobierna la derecha la economía va mejor?

Porque se difunde continuamente por los medios de comunicación a pesar de que la realidad, no sólo en España sino en todo el mundo, es lo contrario. Y porque cuando gobierna la izquierda (incluso en sus versiones más conservadoras) lo ha de hacer en medio de un entorno mediático y social de enorme presión y de continuo hostigamiento.

¿Por qué se está dilapidando el fondo de las pensiones?

Porque la deuda crece sin parar como es lógico que ocurra cuando se frenan las fuentes de creación de actividad, principalmente, por la falta de demanda debido a la concentración de la renta y por el elevado desempleo.

¿Por qué no se aumenta el salario mínimo?

Porque predomina la idea de que eso perjudica al empleo, algo que no está demostrado (salvo, quizá, en franjas de empleos muy poco cualificados para personas muy jóvenes). Y porque de esa manera se empoderaría a la clase trabajadora. Es un error gravísimo porque se podría conseguir que aumentara la productividad y la demanda, además de combatir la multiplicación de trabajadores pobres.

¿Por qué se reformó el artículo 135 de la Constitución?

Por imposición alemana y del Banco Central Europeo, que es exactamente lo mismo, y porque el PSOE no tuvo ni fuerza, ni voluntad, ni coraje para hacerle frente a esa imposición.

¿Por qué hay economía sumergida?

La respuesta es compleja: hay una componente cultural. Otra de un mal sistema fiscal. Otra porque las grandes empresas imponen condiciones leoninas a las pymes. También por los bajos salarios, que obligan a tener diversas actividades…

¿Por qué hay que derogar la reforma laboral?

Porque su objetivo es espurio, aumentar el poder de una de las partes (la de por sí más poderosa) en la relación laboral y disminuir derechos de la más débil, y eso perjudica al empleo porque ahoga la demanda, porque incentiva las empresas de baja productividad y porque empobrece a la economía y la sociedad en su conjunto. Y porque se basa en la idea de que la generación de empleo depende sólo de lo que ocurra en el mercado de trabajo, algo que también está demostrado que es falso.

¿Por qué no se adaptan las cuotas de autónomos a sus beneficios?

Me parece algo inexplicable que no se haya hecho. Es una expresión de inequidad fiscal y de ineficiencia.

¿Por qué hay que controlar al IBEX?

Lo que creo que hay que hacer es frenar el poder político desmesurado de esas empresas. Hay que someterlas a una tributación que al menos se corresponda con la legal, y hay que evitar que impongan su modelo de capitalismo parasitario y de amiguetes al conjunto de la economía. Y creo que a algunas de ellas sería bueno nacionalizarlas en el momento oportuno.
Publicar un comentario