12 oct. 2016

Samsung suspende la producción del Galaxy Note 7 tras incendiarse también los móviles de reemplazo

Samsung Electronics ha parado la producción de su teléfono Galaxy Note 7 después de conocerse nuevos casos de incendios en dispositivos distribuidos para reemplazar, a su vez, terminales afectados por una avería de este tipo.
Esta parada temporal de la fabricación de su “phablet” se ha decidido en acuerdo con reguladores de Corea del Sur, Estados Unidos y China. Además, afecta a una planta de Samsung en Vietnam, responsable de los envíos globales del nuevo modelo.
Samsung Electronics aún no se ha pronunciado al respecto pero da por hecho que esta decisión afectará a las ventas de los nuevos teléfonos en India o Europa, cuya comercialización se iba a retomar el próximo 28 de octubre.

Hasta ocho nuevos casos de incendio
La decisión de no continuar con la producción del modelo telefónico se ha tomado después de conocer ocho casos de incendio en dispositivos entregados a consumidores de Corea del Sur, Estados Unidos y Taiwán para sustituir otros terminales anteriormente afectados por una retirada global de 2,5 millones de teléfonos ante el peligro de que se prendieran fuego al cargarlos.
Samsung comenzó a comercializar el Galaxy Note 7 el 19 de agosto, pero poco después anunció su retirada tras informarse de una treintena de casos de incendio en diversos países.
La semana pasada, dos de los grandes operadores de telefonía móvil en Estados Unidos, AT&T y T-Mobile US, dejaron de vender el Galaxy Note 7, ante los cinco nuevos casos de incendio de los que se ha tenido notificación en este país.
Varias estimaciones de analistas han calculado el coste de la retirada masiva del Galaxy Note 7 en torno al billón de wones (802 millones de euros / 898 millones de dólares.
Publicar un comentario