20 feb. 2017

Entidades sociales exigen a Endesa suministros para los pisos de la Sareb ocupados

Mireia y José Manuel, de Vilagrasa (Lleida), han disfrutado de un contrato temporal con Endesa los últimos dos meses. Dicho contrato vence este miércoles y, según la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), la compañía ha roto negociaciones con la familia. Según la APE, no les quieren renovar por no disponer de la titularidad de la vivienda, ya que es un piso ocupado de la Sareb; el banco malo, con el que ahora negocian un alquiler social. "Nos prometieron que nos irían renovando el suministro, pero nada", ha lamentado Mireia.
Después que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) ocuparan la oficina de la eléctrica en Arc de Triomf de Barcelona el pasado 22 de diciembre y forzaran a la compañía a negociar, Mireia y José Manuel consiguieron un contrato temporal. Por ese motivo, este lunes han vuelto a repetir la misma acción: entrar a la oficina para solicitar de nuevo una reunión con Endesa y solventar la situación. Para el beneficio de la pareja leridana, pero también para el resto de familias con un contexto similar.
La situación de Mireia y José Manuel no es única: la emergencia habitacional y la pobreza energética van de la mano y generan nuevas situaciones a las que las compañías reaccionan –cita la APE– de "forma improvisada".
Según han explicado este lunes la misma APE y la PAH, las personas que "recuperan" viviendas de la Sareb tienen destinos diferentes según el criterio de la oficina de Endesa que les atienda. "Resuelven de forma arbitraria. Hay que garantizar los suministros, se tenga o no la titularidad de la vivienda", ha dicho la portavoz de la APE, María Campuzano. Por su parte, Endesa ha declarado a este medio que "siempre aportan suministros a viviendas con una situación regularizada, ya sea a un propietario o por medio de un contrato de alquiler".
En el caso de Mireia y José Manuel el contexto es todavía más preocupante: más allá de tener dos menores a su cargo, José Manuel tiene apnea del sueño y necesita una máquina de oxígeno para dormir. Una máquina que este miércoles podría verse parada si Endesa no les concede una prórroga.
Acció Aliança contra la Pobresa Energética; Endesa; Maria Campuzano
Mireia, segunda por la derecha, junto a la portavoz de la APE, María Campuzano ©SANDRA LÁZARO
"Estamos a la espera que se resuelva nuestra situación habitacional... Pedimos a Endesa que, una vez la aclaremos, se revise el suministro", ha declarado Mireia, poco antes que Neus –también en un piso recuperado de la Sareb, en Tordera y con cuatro menores a cargo– compartiera que ella "sí pudo subsanar" su situación en una oficina de Endesa. En este caso, en Blanes. "Poder, se puede, es una cuestión de sensibilidad", ha acompañado a las dos testimonios Campuzano.
Con estos dos ejemplos, la APE ha reivindicado, antes de entrar de nuevo a la sede de Endesa de Arc de Triomf, que las eléctricas "reaccionen". La misma APE ha explicado que, con otros suministros como el agua, "no tienen problemas". "Con las compañías de agua todo va bien, pero Endesa no respeta... Esta familia quiere pagar la luz, que le dejen hacerlo", ha zanjado Campuzano.
Publicar un comentario