13 feb. 2017

Jordi Évole: "Seamos competentes: el 18, a la 'mani'"

En pocos días he recibido palabras no muy elogiosas por parte de la caverna mediática española y de Gabriel Rufián. Estoy por llamar al libro Guiness de los Records. El mensaje de Rufián hacía referencia a mi intervención en el concierto 'Volem Acollir' (Queremos acoger) del pasado sábado en el Palau Sant Jordi. Al diputado republicano se ve que no le gustó que dijese que el de los refugiados "no es solo un problema de competencias, sino un problema de incompetencias". Bueno, en realidad no le gustó según lo que puso en Twitter, porque en directo, en el concierto, justo después de decir la frase de marras, Rufián aplaudía desde la tercera fila del palco (ver vídeo). Si hubiese sido solo Rufián no me hubiese inquietado, ya que el republicano por un retuit mata (que diría Belén Esteban) y hay que reconocerle una gracia tuitera de la que no todos los políticos pueden presumir.
Pero es que tras mis palabras también saltaron rápidamente una 'consellera' del Govern de la Generalitat (otra 'consellera', Neus Munté, tardó 12 horas en reaccionar, tendría que agilizar), un secretario de la Generalitat, algún diputado y dos eurodiputados catalanes. Con lo rápido que reaccionan ante según qué cosas, parece que hay políticos catalanes que donde mejordesarrollan sus competencias es en Twitter. Así nos va.

VOLUNTAD POLÍTICA

Me sabe mal que ninguno de ellos reparase en lo que dije en su totalidad: "Yo creo que este no es solo un problema de competencias, es un problema de incompetencias". Cuando digo que no es "solo", asumo que evidentemente hay un problema de competencias. Y cuando digo que "es un problema de incompetencias" me refiero a que, según mi opinión, no siempre ha habido la voluntad política suficiente para ayudar en este drama, como lo demuestra que ha sido la ciudadanía la que ha llevado la iniciativa muy por delante de los políticos.
Además, si se conforman tan rápido con el argumento de que no tienen competencias, ¿por qué siguen insistiendo en un referéndum –que yo también quiero celebrar- para el que tampoco las tienen? ¿En unas cosas sí que insisten aunque no tengan competencias y en otras no?
En el discurso critiqué las políticas del Gobierno central (tanto del PP como del PSOE): las concertinas de Ceuta y Melilla o los disparos con pelotas de goma en la playa del Tarajal. Y critiqué que Convergència apoyase en el Congreso la reforma de la Ley de Extranjería. También me podría haber referido a los carteles convergentes en una campaña a las generales donde se podía leer: "En Cataluña no cabe todo el mundo".
En cualquier caso, sería de una gran incompetencia dedicarle una línea más a esta polémica. Lo importante está por hacer. Y el primer paso lo daremos el próximo sábado 18 en la gran manifestación de Barcelona. En la calle, la ciudadanía sí que es competente y lo volverá a demostrar.
Publicar un comentario