21 abr. 2017

Bose te espía desde hace años a través de tus auriculares

Bose Corporation, la multinacional dedicada a los altavoces y otros aparatos de sonido, espía a sus usuarios para luego vender los datos a terceras empresas, según Reuters. Ha sido Kyle Zak, uno de entre los muchos millones de clientes que posee la compañía en el mundo el que ha presentado la demanda en los tribunales federales de Chicago. ¿El motivo? Violar la privacidad de todos y cada uno de los que se han puesto unos auriculares inalámbricos de la marca en los últimos años.
Zak compró unos QuietComfort 35 por 350 dólares y decidió "sacar el máximo de los auriculares", como dice su anuncio, descargándose la aplicación oficial de la compañía. La Bose Connect App, que se puede conseguir en la tienda de Apple y en la Google Play, le pidió a Zak su nombre completo, la dirección de correo y el número de serie de los auriculares, a lo que este accedió.
La app de Bose permite configurar los cascos. También, gracias a ella, el usuario puede seleccionar qué canción quiere escuchar, ir adelante, hacia atrás o hacer listas de reproducción. Para completar el pack, la aplicación también recopila los datos de cada usuario y sus gustos musicales, "toda la información disponible sobre los contenidos de audio", según el disclaimer de la compañía. Esto último es ese largo compendio de páginas y/o folios que nadie nunca lee, donde precisamente las empresas explican cómo nos espían y porqué en los términos de uso. No es algo nuevo: Snowden ya nos advirtió de ello.
Zak se dio cuenta de que Bose almacena y vende esos datos precisamente al leer los términos de uso de la app. También comprobó que la multinacional trabaja con Segment.io, una empresa que, según su página web, recopila datos de clientes y "los envía a cualquier parte".
La demanda fue presentada este martes. Zak incluye en ella varios modelos de auriculares, entre los que se encuentran los Quiet Comfort 35, Quiet Comfort 30, SoundLink auriculares inalámbricos Headphones II, SoundLink Color II, SoundSport inalámbricos y SoundSport Pulse inalámbricos. Solicita, además, que Bose detenga de forma inmediata la recolección de datos al violar la Federal Wiretap Act (Ley de Escuchas) y las leyes de Illinois contra el espionaje y el fraude al consumidor.
De momento, la compañía no ha dicho ni una palabra.
Publicar un comentario