10 jun. 2017

Una promotora se lanza a 'expropiar' y construir en solares parados de València

El sector inmobiliario de València cuenta desde hace unos meses con un controvertido nuevo actor. Se trata del Grupo Siso (Sociedad Impulsora de Solares Ociosos SL), una firma administrada por los empresarios Miguel Angel Santos Lara y Jose María Escuder Tella cuya actividad se centra la promoción de suelos que no son suyos sin permiso de sus propietarios.
Por extraño que parezca se trata de un procedimiento legal, aunque nunca antes llevado a cabo en València por parte de una empresa privada. La Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup) impulsada en 2014 incorporó una peculiar herramienta para "la declaración del incumplimiento del deber de edificar o rehabilitar" cuando hayan transcurrido 6 años sin que los dueños hayan desarrollado el inmueble.
La medida se introdujo con el doble objetivo de evitar la compraventa especulativa -la retención de solares de los núcleos urbanos hasta una eventual subida de precios- y, en consecuencia, para evitar también el encarecimiento de los activos provocado por esta oferta cautiva. Según recoge la norma, la mencionada declaración de incumplimiento "podrá iniciarse a instancias de particular ante la administración actuante, que deberá reunir los requisitos sustantivos y documentales". 
El modus operandi de Grupo Siso consiste precisamente en esto, en seleccionar solares parados de su interés e instar a la administración local a que declare, tras el preceptivo plazo de exposición al público, el incumplimiento del deber de edificar por parte de los propietarios. La firma es de ámbito autonómico, si bien por el momento se está moviendo principalmente en el centro de València.
En caso de lograr tal declaración, el Ayuntamiento autorizaría un "procedimiento de ejecución sustitutiva" inscribiendo el solar en el denominado Registro de Municipal de Solares y Edificios a Rehabilitar, autorizando así a la empresa a promover el solar ajeno.
Los solares a cuya expropiación ya ha sido instada por Grupo Siso son activos de gran interés urbanístico situados en el núcleo de la capital del Turia. Entre ellos se encuentran los radicados en las calles Ruzafa (11 y 13), Cádiz (10) y Jesús (32 y 34), tal y como publicó el sábado Las Provincias. A estos podría sumarse al menos uno más en la confluencia de las calles Guillem de Castro y En Bany. Como era de esperar, a los propietarios de los activos no les ha sentado nada bien esta iniciativa.

¿Quién hay tras esta empresa?

La Sociedad Impulsora de Solares Ociosos SL fue constituida el 31 de enero de este mismo año con un capital social de 3.000 euros. Tiene dos administradores: las sociedades Arevic Aicarged SL y Golf World Import SL, a su vez representadas por los mencionados Miguel Angel Santos Lara y Jose María Escuder Tella, respectivamente.
Escuder, abogado de profesión, es socio fundador de Urbemed Ingeniería y Paisaje SL, especializada en "la gestión integral de proyectos inmobiliarios, urbanísticos, de ingeniería, arquitectura, energía y medio ambiente". Preguntado al respecto por Valencia Plaza, el dirigente explicó a este diario que quien realmente se encuentra al frente de Grupo Siso es su socio Miguel Angel Santos.
Según el perfil de LinkedIn de este último, la mercantil Arevic Aicarged SL también fue creada recientemente, con fecha de enero del presente 2017. Se trata de "una sociedad inversora patrimonialista" que "desarrolla proyectos inmobiliarios para clientes específicos y habitualmente los mantiene en alquiler como activos en renta". La firma trabaja con "inmuebles comerciales, locales ubicados en sitios prime e inmuebles exentos" y, además, está iniciando "un proceso de inversión en vivienda en alquiler con dos promociones de 50 viviendas".
Según ha podido saber este periódico, los movimientos de Grupo Siso se han convertido en la comidilla del sector inmobiliario por la novedad de su procedimiento. "Van 'a lo Bañuelos' como cuando se lanzó la LRAU", llegan a afirmar. Entre los principales actores del sector circula incluso un correo electrónico analizando la iniciativa, de la que se subraya como aspecto negativo "las incertidumbres a efectos de financiación" derivadas de las posibles reclamaciones de los dueños de los inmuebles.
Otra curiosidad motivo de comentario es la confusión entre Miguel Ángel Santos Lara -quien se encuentra al frente de la sociedad- y Miguel Ángel Santos Bueno, exdirectivo de Bankia Hábitat que no tiene nada que ver con la iniciativa pero al que se le vincula de forma errónea por la coincidencia de los nombres. 

"Una "atrocidad", según un afectado

En una nota remitida a este diario, los propietarios del inmueble situado en los números 11 y 13 de la calle Ruzafa explican que Grupo Siso ha presentado ante el notario de València José Alicarte Domingo "una iniciativa para que el Ayuntamiento declare, tras el preceptivo plazo de exposición al público, el incumplimiento del deber de edificar de los propietarios del solar con el objeto de promover la edificación". 
Desde la propiedad denuncian "la atrocidad que se pretende consumar". "El Ayuntamiento ha venido concediendo desde el año 2008 diversas prórrogas debido a la profunda crisis económica que se atravesaba, archivando definitivamente el expediente en fecha 24 de junio de 2013 en atención según consta en el mismo 'a que se entiende más adecuado el archivo del expediente atendiendo a la actual situación socio-económica de grave crisis, más aguda si cabe en los ámbitos financiero e inmobiliario'", explican.
Asimismo, la propiedad manifiesta que el Ayuntamiento, "tal y como consta en el expediente, conoce la falta de disponibilidad física y jurídica que sobre el solar ha existido por un engalaberno cuya situación no se ha podido regularizar hasta el año 2016", al tiempo que destaca su "voluntad y capacidad para edificar el solar, negando que en ningún caso haya existido incumplimiento de los plazos aplicables al presente caso". "Vamos a seguir defendiendo nuestros intereses y a emprender cuantas acciones sean necesarias contra aquellos que participen en la consumación de una ilegalidad", aseguran.

"Irónica coincidencia"

Por otra parte, los dueños del inmueble subrayan "la irónica coincidencia" de que Urbemed Ingeniería, la firma de Jose María Escuder y, a su vez, "la mercantil que suscribe la escueta Memoria Justificativa, Técnica y Jurídica de la Iniciativa de Declaración del Incumplimiento de Edificación sobre el solar de referencia", intentara años atrás hacerse con el inmueble que ahora pide expropiar. 
"Urbemed, a través de otro de sus socios, José Luis Marín Sendra, ha visitado en el pasado el solar manifestando su interés por adquirirlo en diversas ocasiones, habiendo incluso presentado a algún interesado y no habiendo llegado a ningún acuerdo con nosotros", aseguran los dueños.
Sobre Arevic Aicarged SL destacan que, además de la presencia de Miguel Angel Santos Lara, "está administrada por Antonio Iranzo Tamarit, que, de la mano delEstudio de Arquitectura AICEquip -liderado por Juan Añón y Salvador Pons- están desarrollando diversas iniciativas en la ciudad de Valencia".
"El solar de la calle Ruzafa 11 y 13 es una joya inmobiliaria de 500 metros cuadrados de superficie situado frente al principal acceso de la futura implantación del gigantePrimark en la ciudad de Valencia, lo que, unido a su cercanía a la calle Colón, hace del mismo una pieza única y codiciada", agregan sobre su inmueble.

Aplauso municipal

El concejal de desarrollo Urbanístico de València, Vicent Sarrià, ve con buenos ojos la actividad de esta empresa y subraya las "garantías" que ofrece su procedimiento. "Se trata de la primera vez un particular utiliza la normativa del Registro de Solares. Consiste en que si alguien lleva más de 6 años sin construir en un suelo, que se le pueda presionar inscribiéndolo en el registro. Si pasa un tiempo determinado y sigue sin actuar, entonces se puede construir de oficio. Es una herramienta para evitar vacíos urbanos injustificados que también ha sido utilizada por el propio Ayuntamiento, aunque en contadas ocasiones", explica.
Según detalla el concejal, la empresa en cuestión le trasladó personalmente sus planes para después iniciar formalmente el procedimiento para la expropiación municipal de los solares mencionados. No obstante, el dirigente destaca que incluso cuando se tramitan estas solicitudes la pelota sigue estando en manos de los propietarios. "Si la propiedad quiere impulsar su solar eso inhabilitaría a esta empresa, pero en ese momento debería pedir una licencia", cuenta.
"Funciona de la siguiente manera. Cuando hay un solar parado que la empresa pide inscribir en el registro el Ayuntamiento se pone en contacto con la propiedad, y si la propiedad quiere construir se le exigirán garantías para que así ocurra. En caso contrario la empresa tiene derecho a expropiar a través del Ayuntamiento, algo que en absoluto le sale gratis", indica. Para Sarriá un aspecto positivo de la aparición de esta firma es "que significa que hay ganas de suelo".
Publicar un comentario