15 may. 2018

Siete logros del 15-M siete años después

Siete años atrás, el 15 de mayo de 2011, después de una manifestación en la que decenas de miles de personas llenaron las calles de Madrid pidiendo una regeneración política, comenzaron las acampadas en la Puerta del Sol. Allí se aprobó un documento con dieciséis propuestas de los manifestantes, algunas de las cuales han sido llevadas a cabo por el Ejecutivo tras muchas protestas y presiones. Se pedía la reforma de la ley electoral, dación en pago para paralizar los desahucios o una ley de Transparencia.
Aquellas protestas previas a la celebración de las elecciones autonómicas y municipales marcaron la regeneración política que se pedía desde el movimiento. Han surgido nuevos partidos, se han aprobado leyes y se han producido cambios en la sociedad que repasamos en este séptimo aniversario del 15 M

Nuevos partidos y movimientos sociales

La herencia del 15-M conllevó el fin del bipartidismo inspirando el surgimiento de partidos como Podemos (que sorprendió al conseguir 5 eurodiputados en 2014 en las primeras elecciones Europeas a las que se presentó y en diciembre del 2015 consiguen 69 diputados en el Congreso, convirtiéndose en la tercera fuerza política en España) y todas las confluencias que se presentaron en las municipales de 2015, Equo (partido que representa al movimiento ecologista español) y Vox (en las elecciones del 2015 apenas consiguieron 57.000 votos en toda España). También se impulsaron otros como Ciudadanos, que en el 2015 se presentan por primera vez en todo el estado Español como partido estatal. Además surgieron las mareas que defienden, entre otras cosas, la sanidad y la educación pública y se posicionan contra el desempleo o los recortes.
El movimiento ha calado en partidos convencionales como PSOE impulsándolos a la celebración de primarias. Partidos como Ciudadanos, piden que sean obligatorias por ley y Unidos podemos las incorpora desde el momento de su fundación. El PP, de momento, no se ha subido al carro.

Movimiento asambleario

Este fenómeno social tiene su origen en las tomas de decisiones que se tomaron en la Puerta del Sol con motivo del 15-M. Se trata de una forma de organización horizontal que ha influido en la forma de tomar decisiones en partidos políticos como Unidos Podemos. El objetivo es promover un funcionamiento y debate que evita que surjan líderes que decidan sin tener en cuenta la opinión de los ciudadanos. 

Paralización de los desahucios

El 15-M surgió en el punto álgido del estallido de la burbuja inmobiliaria y los desahucios, por lo que uno de sus objetivos era frenarlos. El movimiento reivindicaba el derecho a una vivienda digna y que en el momento del impago se cancelara la deuda si la vivienda era entregada. Aunque la Plataforma de Afectados por la Hipoteca nació antes del 15-M, el movimiento impulsó la asociación que a día de hoy ha frenado más de 2.000 desahucios. Además, ante las movilizaciones, el Ejecutivo de Mariano Rajoy se vio obligado a crear un Código de Buenas Prácticas, que recoge el derecho a la dación en pago, al que se adhirieron entidades como Bankinter, Santander y Sabadell.

Ley de Transparencia

A raíz de las medidas reclamadas por el movimiento 15-M, el Congreso acordó por unanimidad instar al Gobierno a que llevara a cabo un proyecto de ley de información pública para equipararse con otros países europeos. En 2013 se aprobó la Ley de Transparencia, acceso a la Información y buen gobierno con el apoyo del PP, CiU, PNV y Coalición Canaria. La ley obliga al Gobierno a informar en qué se gasta el dinero público y posibilita a los ciudadanos la consulta de los contratos, las subvenciones o los sueldos de los cargos públicos.

15MpaRato

Un año después del 15M, surgió el 15MpaRato, plataforma que interpuso la primera querella contra banqueros en España con motivo de la crisis. Tras unirse a las querellas ya presentadas por UPyD y el colectivo Manos Limpias, se impulsó el Caso Bankia, que investiga las supuestas irregularidades en la salida a bolsa de Bankia el 20 de julio de 2011, que afectó a miles de pequeños ahorradores y acabó con la quiebra de la entidad y su nacionalización el 9 de mayo de 2012. Rodrigo Rato se sentó en el banquillo y otros 32 directivos y exconsejeros fueron imputados. Una de las labores más significativas del movimiento fue desvelar información y correos confidenciales que derivaron en la imputación de los consejeros.

Resurgimiento del feminismo

En el movimiento se construyó una asamblea que, mediante talleres, puntos de información, y paneles explicativos pretendía explicar en qué consistía el feminismo. La activista feminista Ruth Caravantes Vidriales afirmaba en un artículo publicado en la edición especial de Público el 8M que “la experiencia del 15-M, y de Feminismos Sol reforzó al Movimiento feminista, desempolvó debates históricos y retomó otros más nuevos, los puso en conversación, tomó las plazas, sacó los debates a las y sobre todo, conectó iniciativas y plataformas que se han ido sucediendo desde entonces consiguiendo movilizaciones históricas” como la del 8 de marzo de este 2018.

Redes sociales como un espacio de discusión política

Tras la acampada en Sol, Twitter se convirtió en un espacio de discusión política. Los usuarios comenzaron a debatir y expresar sus opiniones en las redes. La explosión de opiniones vertidas en esta red social ha provocado en los últimos tiempo una respuesta desmedida por parte de los poderes del Estado como las condenas judiciales a tuiteros como Pablo Hásel o Cassandra, finalmente absuelta por el Supremo.
También los partidos políticos ha tenido que adaptar su discurso y manera de comunicar a este repunte de las redes sociales. Sin ir más lejos el PP pedía colaboración en Twitter con el objetivo de descubrir pistas para “esclarecer el montaje contra Cristina Cifuentes”, ya expresidenta de la Comunidad de Madrid y retirada de la política.
Publicar un comentario