12 feb. 2015

El nuevo presidente de Kutxabank se sube un 73% el 'sueldo', hasta los 800.000 euros

El nuevo presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, se ha fijado una retribución de 800.000 euros anuales, frente a los 463.500 euros que ganaba su antecesor en el cargo, Mario Fernández, que dimitió el pasado mes de noviembre, según informa el diario El Correo.
De este modo, el máximo ejecutivo de la entidad que engloba a las tres cajas de ahorro que operaban en Euskadi ganará un 72,5% más. Según fuentes de la entidad citadas por el diario, el banco alega que la retribución está por debajo del sector y en la media de las intervenidas.
El pasado mes de noviembre, Mario Fernández presentó su renuncia a la presidencia de Kutxabank debido a las discrepancias que mantenía con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y algunos cargos de esta formación sobre la estrategia de futuro del banco surgido de la fusión de las cajas vascas y la entrada de capital privado en su accionariado.


Su cargo pasó a ser ocupado por Gregorio Villalabeitia, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Comercial de Deusto y en Derecho por la Universidad de Deusto, y con una amplia experiencia en el sector financiero, habiendo estado ligado durante bastantes años a BBVA.
Una de las primeras decisiones de Villalabeitia como presidente de Kutxabank fue la de denunciar ante la fiscalía a su predecesor en el cargo, Mario Fernández, ante las sospechas de irregularidad en la firma de un contrato de prestación de servicios jurídicos con el bufete de abogados con el que el miembro de la Comisión Ejecutiva del PSE-EE, Mikel Cabieces, mantiene una relación profesional.
Según la versión del nuevo presidente, Cabieces estuvo cobrando unos 6.000 euros mensuales a través del bufete de abogados, durante tres años, desde 2012 hasta la actualidad, por unos trabajos que no se habría producido.
Publicar un comentario