5 jul. 2014

Cosas del rey que no explican los diarios

La abdicación de Juan Carlos de Borbón ha evidenciado la poca pluralidad y el escaso espíritu crítico que “reina” en los medios de comunicación españoles. Desde el día en que el rey anunció su decisión de dejar de serlo, el alud informativo está siendo enorme: el 23 F, la Transición, bodas y nacimientos reales y pases por el quirófano llenan páginas y tertulias. Pero más allá de esto, silencio. En esta página ofrecemos algunos hechos poco conocidos que, seguramente, no has encontrado en los quioscos.


Compañeros de colegio forzados
En 1948 Franco hizo venir a España al joven Juan Carlos, que entonces tenía diez años. El caudillo quería supervisar de cerca la educación del futuro rey y alejarlo de su padre, con quien el dictador tenía una mala relación. Pero en vez de que Juan Carlos entrara en una escuela en funcionamiento, se construyó una especial para él en una finca cedida por Alfonso Urquijo, conde de Fontanar: contrataron cuatro maestros y trajeron ocho niños de la edad del futuro rey para hacerle compañía. Los ocho niños de alta cuna fueron sacados de sus escuelas (el curso estaba empezado) y pasaron a formar parte de la “pandilla” del futuro rey. El más cercano a Juan Carlos fue el hijo del dueño de la finca, Jaime Carvajal, que no llegó a rey pero casi: presidió Ford España y Ericsson España, y ha participado también en los consejos de administración de Telefónica, Unión Fenosa y Repsol, y, como vicepresidente, en el Grupo Ferrovial. Uno de los primeros miembros del ecollit grupo que forma lo que muchos describen como “el capitalismo de amiguetes”.

El amigo delincuente
Entre la montaña de artículos publicados estos días, no hemos podido encontrar ningún diario que haya explicado la historia de Manuel Prado, conocido como el amigo del rey. Prado fue durante veinte años administrador de la fortuna del rey, y el 26 de abril de 2004 ingresó en prisión por su implicación en el caso Kio. En 2008 fue condenado también por apropiación indebida a raíz del caso Grand Tibidabo. Sin embargo, solo estuvo dos meses entre rejas puesto que se le concedió el segundo grado por “razones humanitarias”. El hijo de Prado ha sido presidente de Endesa.


El padre de Botín pagó el viaje de luna de miel del rey
Actualmente Juan Carlos de Borbón es uno de los hombres más ricos de Europa. Según el diario The New York Times, su fortuna podría llegar a los 2.300 millones de euros, pero cuando llegó al trono las cosas no le iban muy bien económicamente. En aquellos tiempos, sin embargo, el rey ya tenía amigos muy poderosos y ricos. El periodista Jesús Cacho explica que “fue Botín II [el padre del actual presidente del Banco Santander] quien regaló un millón de pesetas de la época a un Juan Carlos recién casado con Sofía de Grecia, para que los novios pudieran financiar la vuelta al mundo que emprendieron como viaje de bodas, porque el joven Príncipe no disponía de ese dinero. En realidad no tenía donde caerse muerto, de modo que Don Emilio hizo más, le fue haciendo una cartera de inversiones capaz de soportar el entonces nada ostentoso tren de vida de la pareja. Todo lo cocinaba el banquero y todo eran sorpresas para un Príncipe que paulatinamente iba descubriendo “sus” inversiones y que, en lugar de alegrarse, protestaba porque ‘no le gustaba tal o cual empresa…’, en palabras de un testigo de la época. El recuerdo de aquellos años de penuria, asociado a la escasez heredada de su padre, el conde de Barcelona, llevó a Juan Carlos a la subliminal emulación de la conocida frase de Scarlett O’Hara en Lo que el viento se llevó: ‘A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre…’” Hoy, uno de los secretos mejor guardados en España es a cuánto llega la fortuna de Juan Carlos y, sobre todo, cómo la ha conseguido.

Index librorum prohibitorum
En el Concilio de Trento (1564) el papa Pío IV promulgó el Index librorum prohibitorum, una lista de cuarenta libros prohibidos que no dejó de actualizarse hasta 1948. Alrededor de las peripecias del rey Juan Carlos I, hay una serie de trabajos (libros, reportajes y artículos) que, a pesar de que no están prohibidos expresamente, es casi imposible encontrarlos más allá del ámbito de Internet. A continuación, algunos de estos textos (si ponéis los títulos en Google, los podréis leer):
ø “El Rey y el marqués de Villar Mir” Por Jesús Cacho
ø “El incómodo amigo del rey” Por José García Abad
ø Un rey golpe a golpe. Biografía no autorizada de Juan Carlos de Borbón ·  Por Patricia Sverlo
ø Hasta la coronilla. Autopsia de los Borbones · Por Iñaki Errazkin
ø “Anasagasti: ‘El rey es un corrupto’” · eldiario.es
ø “La corte del rey Juan Carlos y el capitalismo de amiguetes” · Por Belén Carreño
Publicar un comentario