19 oct. 2014

Los hábitos 'low cost' del eurodiputado Pablo Iglesias

Pablo Iglesias estrenó la semana pasada su escaño como eurodiputado en el Parlamento de Estrasburgo. No decepcionó eligiendo vestuario. Optó por una camisa blanca de manga larga de algodón, que incluso se remangó, y un pantalón chino color beis. No faltó su característica coleta. Además de la indumentaria, el líder de Podemos a diferencia de la mayoría de europarlamentarios, se alojó en un hotel en las afueras de Estrasburgo, donde la habitación ronda los 70 euros.
Según cuentan a LOC, en Estrasburgo los hoteles son carísimos durante las semanas de pleno y es muy complicado encontrar habitación por menos de 150 euros. Pero además de irse a las afueras, los eurodiputados de Podemos han compartido habitación. Por lo que la noche les ha salido significativamente más barata que a la mayoría de sus señorías.


Además se les vio salir andando del Parlamento, y no en coche o taxi como hace la mayoría. También es cierto que no son los únicos en hacerlo. Varios eurodiputados cogen el tranvía que tiene parada cercana a la sede parlamentaria y conecta con el centro de la ciudad.
Los vuelos directos a Estrasburgo también son muy caros. Pueden superar hasta los 1.000 euros, trayecto de ida y vuelta, desde Madrid, cuando a otros destinos europeos que están a una distancia similar se puede viajar por 100 euros se elige la opción 'low cost'. Pablo Iglesias y sus compañeros volaron de Madrid a Franckfurt y luego cogieron un autobús, con el que hicieron un trayecto de más de tres horas, hasta llegar a Estrasburgo. Todo por ahorrar y por demostrar que en el política a todos los niveles, muchas veces se despilfarra.
Por último, se les ha visto almorzar en el comedor más barato del Parlamento, en el que se come por 6-10 euros con un 'self service' muy variado. A este comedor también acuden otros eurodiputados, aunque la mayoría lo hace a otro un poco más caro.
Así de austero se ha mostrado Pablo Iglesias en su primera semana como europarlamentario. En los planes de Iglesias entra compartir piso en Bruselas con dos "compañeros de formación", que forman parte de su equipo pero no son eurodiputados. Van a vivir en uno de los barrios más populares de Bruselas en lugar de alquilar un piso más caro en las inmediaciones de las instituciones o de usar un hotel de lunes a jueves, como hacen la mayoría de los eurodiputados en Bruselas.
Otro eurodiputado que no lo va a tener fácil para desplazarse hasta el Europarlamento es Pablo Echenique. El número cinco de Podemos, es discapacitado y científico. Tiene una silla de ruedas bastante compleja y cuentan a LOC que le da miedo ir en avión por si se la rompen, así que preferiría hacer las idas en coche o en tren y las vueltas en Ryanair (si se la rompen a la vuelta, tiene controlado el sitio en España en el que se la arreglan). Además cuenta que tarda hasta un día en acudir a Bruselas, enganchando varios trenes, autobuses o coches.
Publicar un comentario