1 feb. 2015

Generalitat da marcha atrás y no privatizará datos de salud de los catalanes

El departamento de Salud catalán ha dado marcha atrás en su proyecto de vender a una empresa privada, con fines científicos, los datos sanitarios que genera la sanidad pública y ahora este aprovechamiento lo hará con recursos públicos a través de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña.
Salud ha anunciado hoy "una reorientación estratégica" del proyecto VISC+, el mismo día en que el Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona ha alertado en un informe de los riesgos del uso y la comercialización de los datos personales de salud en el contexto de las tecnologías de datos masivos.


En vez de sacar a concurso por ocho años la gestión de los datos de los pacientes de forma anónima, con los que la Generalitat quería obtener unos 25 millones de euros, ahora el Proyecto VISC+ se desarrollará a través de una inversión que hará la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS) y los datos irán destinados únicamente a centros de investigación catalanes.
El proyecto VISC+ tiene como objetivo relacionar la información de salud que se genera en Cataluña, según la Generalitat, "de una manera totalmente anónima y segura", con el fin de impulsar y facilitar la investigación, la innovación y la evaluación en ciencias de la salud.
Publicar un comentario