3 mar. 2015

Granados ganó 2,8 millones de euros con cuatro ventas de inmuebles y terrenos en un mismo día

Todo parecía ir sobre ruedas para Francisco Granados en el verano de 2007. A la vista de todos estaba que acumulaba un gran poder en el Gobierno de Esperanza Aguirre. Había añadido la cartera de Interior –fuente a la postre de sus infortunios por el caso del espionaje– a la que ha ostentaba de Presidencia desde 2004. Lo que no podía detectar nadie era cómo crecía por aquel entonces la madeja societaria que junto a su amigo David Marjaliza tejía en paraísos fiscales para blanquear presuntamente el dinero de las comisiones.
Tan bien le iban las cosas a Granados que el 31 de agosto de aquel verano fue su gran día. En el horario laboral de ese día, Granados vendió viviendas y terrenos que le proporcionaron una plusvalía de cerca de tres millones de euros. Al menos así consta en un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario de la operación Púnica, en la parte para la que acaba de levantar el secreto el juez Eloy Velasco.
En el apartado de la venta de inmuebles correspondiente al año 2007, los técnicos refieren que Granados declaró "obtener dos importantes plusvalías" cuando hizo su declaración del IRPF. Ese 31 de agosto firmó la venta de un inmueble que había comprado en 2000 por 53.264,97 euros por un valor de 672.091,20. Por tanto, ganó 505.445,96 euros en la operación. Por si fuera poco, otro inmueble que había comprado en 1999 por 62.779,99 euros fue vendido por Granados por 672.091,20 euros. El beneficio en este caso fue de 609.311,20.

de ABC

Pero el día todavía podía dar para más. El 31 de agosto de 2007, Granados vendió el 75% de unos terrenos en el sector R2 Canto Negro, en Valdemoro. En total, 2.397 metros cuadrados que le reportaron una plusvalía de 1.440.000 euros. Figura como comprador la empresa Servicios Logísticos Inmobiliarios.
Para no dejar ningún cabo sin atar, allí estaba la familia política. El mismo 31 de agosto de 2007, la cuñada de Granados, María del Mar Alarcón Castellano, adquirió al consejero madrileño otros 584 metros cuadrados, que reportaron al político un beneficio de 240.000 euros. Alarcón es secretaria general del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo. Aquella noche, Granados se fue a dormir con 2.797.757,17 euros más, fruto de una frenética actividad de venta inmobiliaria.
Se da la circunstancia de que la misma sociedad que compró a Granados los terrenos en su gran día de la especulación inmobiliaria luego vendió al político y su esposa dos viviendas contiguas en una urbanización de Marbella por un valor total de 600.000 euros, según consta en sus declaraciones.
Por otra parte, los intereses que Francisco Granados obtenía de las cuatro cuentas bancarias en las que era titular en 2006 se multiplicaron por 240 ese mismo año. El ya entonces consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid pasó de recibir 45,24 euros de intereses a 10.830,87 en 2007 y 33.869,37 en 2008, según recoge el mismo informe de la AEAT.


Los diferentes cargos públicos que aglutinaba Francisco Granados le hacían figurar como autorizado en numerosas cuentas de distintos organismos, así como de familiares y personas de su entorno. El año récord fue 2003, cuando Granados figuró como apoderado de 53 cuentas bancarias. Sin embargo, los intereses de las cuentas bancarias se refieren a las que tenían por titular a Granados. Según el informe de la AEAT, se trata de dos cuentas en Caixa d’Estalvis de Catalunya, otra en Caja Madrid y una más en el Banco Santander.
Desde 2003, cuando empieza la fiscalización de la Agencia Tributaria en este informe, Granados mantiene una trayectoria gris en cuanto a intereses bancarios. El año que más rendimiento saca a sus cuentas es ese precisamente, con 67,67 euros, hasta que llega el repunte de 2007. Con un pasado de bróker, Granados no despunta por la venta de títulos valores. Acaso en 2005 obtiene 8.207,88 euros de la venta de títulos de OHL y pierde 92,65 con otros de Telefónica, según consta en su declaración de IRPF. Su peor año en este apartado es 2008, cuando pierde 1.399 euros por la venta de títulos de Repsol y otros 4.344 por otros de Sacyr.
Publicar un comentario