3 feb. 2016

Barberá se enroca y se niega a dimitir como senadora para no perder el aforamiento

Resistir es ganar. Eso debe pensar la senadora Rita Barberá. Acosada por la operación Taula y la posibilidad de ser investigada por la causa de blanqueo de capitales que ya afecta a todo su antiguo grupo municipal, la exalcaldesa de Valencia ha decidido por ahora mantener el acta parlamentaria, y con ella el aforamiento del que disfruta desde el punto de vista judicial.
Ni las presiones de Génova invitándola a “dar explicaciones”, ni la opinión de los barones provinciales, que han convencido a la líder regional, Isabel Bonig, de la necesidad de que “la jefa” dé un paso atrás, hacen mella en ella. Esta noche ha remitido un comunicado con nueve puntos a los medios de comunicación en el que niega la existencia de mordidas o amaños de contratos durante sus 24 años de mandato y señala que las donaciones que ha realizado han sido “siempre desde la legalidad", con su "propio patrimonio y con total trasparencia”.


"Desconozco absolutamente cuál es el contenido cierto de los hechos investigados" en el juzgado, "por lo que ante los juicios paralelos y condenas mediáticas, ruego mesura, profesionalidad, respeto al Estado de derecho, a la acción de la justicia, a la presunción de inocencia y acatamiento a la resolución judicial sobre el secreto sumarial", añade.
Barberá considera “meras filtraciones” los indicios que surgen de la tramitación de la causa abierta por el juzgado de instrucción número 18 de Valencia e insiste en que el denominado caso Imelsa (que salpica de lleno al expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus) nada tiene que ver con el grupo municipal del PP en el consistorio valenciano, pese a que son ya 50 los ediles, asesores y militantes que han sido citados por la UCO para explicar una posible financiación de la campaña de las elecciones locales, en las que Barberá era cabeza de lista.


Este es el comunicado completo remitido por Rita Barberá:
"Ante la pública petición por algunos miembros de mi partido y por la presión de los medios de comunicación para que dé explicaciones de la situación judicial que afecta al Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Valencia, deseo exponer lo siguiente:
1- El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia decretó el secreto de sumario de los hechos en cuestión, por lo que las informaciones que conocemos son meras filtraciones sobre las que no debo opinar ni comentar; y nada ha cambiado desde mi comparecencia en una emisora de radio el pasado jueves.
2- Desconozco absolutamente cuál es el contenido cierto de los hechos investigados en el juzgado nº 18, por lo que ante los juicios paralelos y condenas mediáticas, ruego mesura, profesionalidad, respeto al Estado de derecho, a la acción de la justicia, a la presunción de inocencia y acatamiento a la resolución judicial sobre el secreto sumarial.
3- Si como al parecer informativo se mezcla el llamado caso Imelsa con el Grupo Municipal Popular de Valencia, afirmo, desde mi conocimiento, que nada tiene que ver entre ambos.
4- Como señalé hace unos días, ningún contrato del Ayuntamiento de Valencia se ha amañado, ni ha habido ninguna mordida, ni desvío a financiación ilegal. Las adjudicaciones del Ayuntamiento de Valencia, durante los 24 años que fui alcaldesa, no se han puesto en duda.
5- Las adjudicaciones las decidía una Mesa de Contratación de carácter técnico, porque así lo decidimos desde el equipo de Gobierno, y no se debe ni se puede dudar de los funcionarios, y debemos defender su profesionalidad.
6- A lo largo de mi tiempo de militancia en el Partido Popular -por cierto, longevo e intenso-, he atendido las peticiones de donaciones que se me han hecho, como otros militantes, siempre desde la legalidad, con mi propio patrimonio y con total transparencia.
7 -No es posible explicar con solvencia nada más, puesto que nada conozco de acusaciones hacia mi persona hasta que el señor juez del 18 no proceda al levantamiento del secreto del sumario.
8 -Apelo al respeto al Derecho Constitucional respecto de los Derechos y Libertades individuales; a la responsabilidad de políticos de otras formaciones que con extremo oportunismo hacen ampulosas declaraciones con el riesgo de poner de manifiesto gruesas ilegalidades de sus propios partidos, condenadas, en proceso de investigación o en ciernes sobre su presunta financiación ilegal; y a no confundir prudencia y sosiego con atrincheramiento o desaparición, pues sigo en mi casa atenta a los hechos, saliendo cuando lo necesito y haciendo las tareas habituales.
9 -Finalmente, manifiesto y ofrezco mi lealtad a los ciudadanos, al Partido Popular y a su presidente Mariano Rajoy; y expreso -a pesar del sufrimiento- que me siento muy orgullosa de haber servido y servir a Valencia y a España".
Publicar un comentario