18 may. 2016

Junts pel Sí (CIU + ERC) y el PP acaban con la ILP por una nueva ley de educación

Los votos de Junt s pel Sí y el PP han puesto punto y final al recorrido parlamentario de la Iniciativa Legislativa Popular para una nueva ley de educación en Catalunya . Con su mayoría en la Cámara, JxS y PP han aprobado sus enmiendas a la totalidad contra esta iniciativa, que apuesta por acabar con los conciertos a las escuelas privadas y garantizar el acceso gratuito a todas las etapas educativas, desde la guardería hasta la universidad. La CUP, CSQEP y PSC han votado a favor de que la ILP pasara a debatirse en comisión, pero no ha sido apoyo suficiente. Ciutadans se ha abstenido.
Los promotores de la iniciativa han lamentado lo que consideran un "desprecio" a la democracia.  "¿Por qué tenemos una ley de ILP si en 15 minutos de debate parlamentario lanzamos una de ellas a la papelera?", se preguntaba Rosa Cañadell, exsindicalista de USTEC y hoy ponente de la iniciativa. "En un escenario de apertura de un proceso constituyente, desde abajo y entre todas, una ILP debería ser muy bien recibida", ha expresado Cañadell, que ha criticado a Junts pel Sí y al PP que rehuyan el debate: "Hablar de educación es fundamental para cualquier país".


Por parte de Junts pel Sí, la diputada Anna Simó ha argumentado que no están en contra del debate educativo, pero sí de una ILP que no concuerda con el programa electoral con el que su coalición ganó las elecciones.  "Cumplimos nuestro programa, que habla de mantener la LEC -la Ley de Educación de Catalunya vigente-, de desarrollarla y, mientras tanto, trabajar por un nuevo Pacto Nacional de Educación que sirva de base para una nueva ley" que, en caso de prosperar el proceso soberanista, ya no estaría dentro del corsé competencial actual.
Precisamente la voluntad última de elaborar una futura ley de educación por parte de Junts pel Sí es lo que más ha indignado a la comisión promotora de la ILP, que tiene este mismo objetivo. "Quizás es que no se quiere que salgan a la luz algunos negocios privados en el mundo de la educación", ha protestado Cañadell.


Apoyos a la tramitación, a pesar de las diferencias
La ILP ha sufrido este miércoles un portazo en el Parlamento a pesar de que partidos como la CUP, CSQEP o PSC se han opuesto a las enmiendas de Junts pel Sí y el PP. Esto no quiere decir que todas estas formaciones apoyen el texto en su totalidad –sólo la CUP ha incorporado sus postulados en el programa electoral–, pero sí aceptan que se pueda debatir en comisión parlamentaria. Un ejemplo significativo es el de Ciudadanos, que se ha abstenido ante las enmiendas aunque la ILP aboga por la inmersión lingüística en catalán, un modelo en las antípodas de lo que defiende la formación naranja.
Tampoco apoyan la iniciativa en su integridad los diputados de Catalunya Sí que es Pot, aunque han defendido su tramitación alegando que "la LEC ha sido incapaz de resolver muchos de los problemas estructurales que tiene la educación de nuestro país", según el diputado Marc Vidal.  Una ley de educación no debería permitir, según Vidal, que se pueda cerrar un centro educativo sin el consenso de la Administración local y la comunidad educativa, tal como ha ocurrido en los últimos cursos dada la disminución de la natalidad.


Acabar con los conciertos, la medida más polémica
La ILP, que llegó al Parlamento en julio de 2014 después de un proceso de recogida de firmas –unas 95.000–, considera que se deben eliminar progresivamente los conciertos educativos, y ofrecer a los centros concertados la posibilidad de integrarse en la red pública o quedarse como centros privados sin financiación pública. Sus promotores consideran una "anomalía" el porcentaje de centros concertados en Catalunya, muy por encima del de sistemas de referencia como Finlandia.
Además de la gratuidad en el acceso, la ILP también apuesta por garantizar un 6% del PIB de inversión en educación –medida presente ya en la LEC, aunque nunca se ha cumplido–, promover el autoevaluación del profesorado en detrimento del peso de las inspecciones y las pruebas externas, y dar más capacidad de decisión a los claustros de docentes sobre la gestión organizativa, pedagógica y económica de los centros.


¿Del Parlamento de nuevo en las calles?
Los promotores de la ILP han hecho una rueda de prensa pocas horas antes de celebración del debate en el que han exigido a Junts pel Sí y el PP que recapacite sus enmiendas, sin demasiado éxito como se ha visto después. "Lo que presentamos hoy no es una ley estructurada y acabada sino que son las bases y las líneas maestras para forjar una nueva legislación", argumentaba Marina Pérez, portavoz del grupo promotor de la ILP.
Ante el rechazo que ya se intuía por parte del Parlament, han asegurado que continuarán defendiendo la ILP en las calles. "Hoy puede que acabe el debate parlamentario sobre la ILP pero lo que seguro que no acabará es el debate social, porque tenemos más de 90.000 firmas que nos apoyan", añadió Cañadell.
Publicar un comentario