1 nov. 2016

'El País' corre un tupido velo sobre Pedro Sánchez: silencia su entrevista con Évole

Ni una mención anoche en la portada de la web y una sola referencia en su edición impresa, en el último párrafo de una noticia situada en la página 3 de la sección de Nacional. Ése es el espacio que ha dedicado este lunes el diario El País a la entrevista que mantuvo anoche Pedro Sánchez con Jordi Évole en La Sexta, en la que acusó al Grupo Prisa deboicotear su pacto de gobierno con Podemos. Este periódico, artífice de una intensa campaña contra el dimitido secretario general de los socialistas que se tradujo en decenas de portadas y editoriales en su contra, ha decidido censurar unas declaraciones en las que la independencia de la compañía dirigida por Juan Luis Cebrián volvía a ser puesta en tela de juicio.
Mientras este domingo las principales cabeceras dedicaban en sus páginas web un generoso espacio al desquite de Sánchez, El País silenciaba el tema. En su edición en papel, sólo incluía una referencia en el último párrafo de una noticia titulara La gestora pide tiempo de reflexión antes del congreso'. Ahora bien, no aludía en ningún momento a sus críticas a El País ni a sus críticos en el PSOE:
"Anoche, en una entrevista en el programa Salvados, el exlíder socialista sostuvo que se equivocó al llamar “populista” a Podemos y que erró al no firmar con la formación de Pablo Iglesias, sino solo con Ciudadanos, un acuerdo previo a su investidura fallida. Además de con Podemos, Sánchez afirmó que los socialistas deben negociar con los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes. A su entender, la solución a la crisis política e institucional en Cataluña es un acuerdo sobre una reforma constitucional. “Hay que entender la naturaleza de nuestro país. España es una nación de naciones y Cataluña es una nación y, como nación que es, hay que hacer para que se sienta integrada”, expone el periódico, en su resumen de la entrevista.
Su director adjunto David Alandete no respetó anoche el silencio editorial que impusieron los responsables del diario en su web y trató de desmontar la 'teoría de la conspiración' del exlíder socialista a través deTwitter, donde recordó que el pasado marzo este diario apoyó su candidatura a la Presidencia del Gobierno.
Lo que no mencionó Alandete es que, por esas fechas -tal y como contóVozpópuli-, fueron varios los artículos que publicó este diario para tratar de alejar a Sánchez del pacto con la izquierda radical de Podemos. Alandete tampoco se refirió al criticado editorial que difundió a finales de septiembre, pocas horas antes de la capitulación del exlíder socialista, en el que dudaba de sus formas, su talante y su honorabilidad.
"Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido antes que reconocer su enorme fracaso", destacó.
'El País' se refirió a Sánchez como un "insensato sin escrúpulos" en un editorial publicado el pasado septiembre.
La beligerancia con la que el rotativo de Prisa se empleó con este tema provocó que alrededor de medio millar de suscriptores solicitaran la baja inmediata, lo que llevó a su director, Antonio Cañoa pedirles disculpas por carta. “No descarto que nosotros (…) hayamos sido presa de la misma efervescencia que denunciamos y combatimos. Si ha sido así, lo lamento profundamente”, expresó en la misiva, en la que pedía una segunda oportunidad a los indignados.

Bancos, especuladores y empresas del Ibex 35

En cualquier caso, Sánchez volvió ayer a sembrar la semilla de la duda sobre la independencia del holding mediático de los Polanco, acusado durante décadas de mantener una excesiva cercanía con el PSOE y, desde que sus acreedores aceptaran capitalizar su deuda, de proteger los intereses de las empresas del Íbex 35. Especialmente, las que forman parte de su accionariado.
Cabe recordar que entre los socios significativos del Grupo Prisa figuran actualmente Banco SantanderHSBCLa Caixa y Telefónica. Entre todos, acumulan el 36,25% de sus acciones, según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los que se puede observar que Amber Capital, un fondo buitreestadounidense, aglutina el 20% de sus títulos. Más que la familia Polanco.
En su cuadro de propietarios también se encuentra el Grupo Herradura Occidente (8,9%), encabezado por Roberto Alcántara Rojas, empresario cercano al presidente de un país, México, en el que Prisa tiene cuantiosos intereses.
Por su parte, todavía conserva el 3,1% de las acciones Nicolás Berggruen, especulador estadounidense reconvertido a filántropo que aportó una inversión fundamental a esta compañía, en 2010, en un momento en el que el grifo del mercado financiero se había cerrado. Desde entonces, sus proyectos y cavilaciones han sido expuestos de forma minuciosa en las páginas de El País.
No hay que olvidar que en el Consejo Editorial del rotativo aterrizó hace unas semanas Alfredo Pérez Rubalcaba, exsecretario general de los socialistas y defensor de la abstención en la investidura de Rajoy. Desde este órgano, el político ayuda a fijar la opinión de este periódico sobre los temas más candentes.

La guerra con La Sexta

Se da la circunstancia de que la entrevista a Sánchez se emitió en La Sexta, una cadena que forma parte de la larga lista de enemigos de Prisa desde que el pasado abril aireara el vínculo de la exmujer de Cebrián,Teresa Aranda, con los Papeles de Panamá. Entonces, la dueña de El País, la Cadena SER y Santillana anunció su intención de querellarse contra Atresmedia "por las informaciones y comentarios difamatorios difundidos” contra su presidente ejecutivo.

Poco después de que trascendiera este malestar, los responsables de los medios de Prisa fueron acusados de prohibir la participación de sus periodistas en los programas de debate de Atresmedia. Una medida que, por cierto, fue tan polémica como poco efectiva.
Publicar un comentario