27 feb. 2017

El salario en la industria china ya está como en Portugal o Grecia y supera a México

Uno de los elemento que más han precarizado el mercado laboral en los países desarrollados podría, en parte, estar llegando a su fin. El salario promedio del sector manufacturero en China (lugar de destino de muchas empresas occidentales por su alta competitividad) se han triplicado en 11 años de elevado crecimiento en el Gigante Amarillo, según los datos de Euromonitor International publicados por el 'Financial Times'.
Este fulgurante ascenso de sueldos ya está por encima del de países como Brasil o México en la actualidad, donde la retribución de los trabajadores se ha estancado. Además, los sueldos del sector manufacturero en China ya está al mismo nivel de páises del entorno europeo como Portugal o Grecia, castigados también fuertemente durante los últimos años por la crisis económica.
Esta subida de salarios viene acompañada, además, por un incremento aún mayor de la productividad, por lo que los analistas consultados por el diario británico creen que los avances podrían continuar en el futuro.
Esta escalada del mercado laboral en el gigante asiático también tiene contrapartidas: "el rápido aumento de los niveles salariales significa que China también podría empezar a perder puestos de trabajo a favor de países en desarrollo dispuestos a aceptar condiciones más bajas", apuntan los expertos que han elaborado el informe.
Según Euromonitor, mientras que los sueldos en el sector manufacturero se multiplicaron por tres de 2005 a 2016, en México pasaron de 2,20 a 2,10 dólares por hora trabajada. También cayeron en Brasil, donde se redujeron de 2,9 dólares por hora trabajada de media a 2,7$. Otros países que han visto cómo China les adelanta en cuanto a salarios han sido Colombia, Argentina o Tailandia.

"El rápido aumento de los niveles salariales significa que China también podría empezar a perder puestos de trabajo a favor de otros países"
En China, cuyos salarios son muy desiguales, destaca el informe, el sueldo medio por hora ha pasado de 1,5 dólares en 2005 cada 60 minutos a 3,3 dólares en 2016. Este avance supone colocarse incluso al nivel de países mediterráneos como la vecina Portugal o Grecia.
Aún así, como la productividad avanza aún más que los salarios chinos, los expertos creen que la industria manufacturera del país asiático seguirá al alza. Euromonitor estima que en 2020, el mercado chino representará un 20% del total, un nivel similar al de Norteamérica y Europa Occidental.
Publicar un comentario