12 mar. 2014

Hacktivistas incordia a los traficantes de información #NoAlCanonAEDE

El colectivo Hacktivistas ha lanzado una campaña de bombardeo masivo en twitter contra los medios de de comunicación de la AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles) por haber presionado al gobierno para aprobar la Ley de Propiedad Intelectual. Dicha acción, llamada #traficantesdeinformación es la primera fase de una campaña más amplia que todavía no se ha hecho pública.
La herramienta permite citar de manera masiva a los medios de comunicación implicados. Según denuncia el colectivo, los ciudadanos no deben pagar el precio de que los medios del poder no hayan sido capaces de evolucionar y adaptarse a la nueva era de comunicación digital. Esta herramienta ya ha sido utilizada con éxito en la campaña #NoMoreHangers realizada por Hacktivistas y el grupo de guerrilla de la comunicación G.I.L.A. donde se interpelaba directamente a los europarlamentarios sobre la ley del aborto, o en la campaña #LaILPMePone, de Hacktivistas y MePone donde se pedía el apoyo masivo de los diputados españoles en la ILP de la PAH.


Hacktivistas es uno de los colectivos ciudadanos que más se movió contra la Ley Sinde lanzando decenas de campañas exitosas que consiguieron paralizar durante bastante tiempo su aprobación. La Ley de Propiedad Intelectual presentada por Wert es la heredera de la malograda Ley Sinde, que finalmente fue aprobada como Ley Sinde-Wert. La parte más controvertida de la legislación es la mal llamada “Tasa google”, una vieja reivindicación de los grandes medios en papel que supone que todos los agregadores de noticias tengan que pagar al medio al que enlazan.


Esta Tasa Google es lo que ha despertado la indignación ciudadana, resucitando los movimientos AntiSGAE. La idea original de boicot surge desde el perfil de Facebook de Spanish Revolution, y pronto saltó a la comunidad de usuarios de Meneame, uno de los agregadores de noticias afectados. En Menéame los usuarios llevan casi un mes con un fuerte boicot a todos los medios de la AEDE impidiendo que ninguna de sus noticias lleguen a portada, lo que se traducirá con miles de visitas que no están recibiendo. Dicha acción ha sido apoyada con la creación de plugins que permiten bloquear o señalar en rojo los enlaces a dichos medios. Tampoco ha faltado el ya clásico bloqueo de Anonymous a la web de la AEDE.


Todo este conjunto de acciones descentralizadas y multifocales están haciendo mella en unos medios cuya credibilidad no se encuentra en sus mejores momentos tras el cambio fulminante de tres directores de las mayores cabeceras del país.
Publicar un comentario