19 feb. 2015

Cordones arcoíris contra el tabú de la homofobia en el fútbol

"El fútbol no es para mariquitas". Esa frase, homófoba a más no poder, sigue escuchándose en el año 2015 y pocos se llevan las manos a la cabeza ni se convocan manifestaciones en repulsa. Anoche mismo la pronunció en una radio el técnico italiano Fabio Capello para hacer entender que el Atlético no es un equipo violento.
Precisamente, contra ese tabú que sigue existiendo en el mundo del deporte en general, y en el fútbol en particular, a la hora de hablar de homosexualidad esta próxima jornada de Liga la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales llevará a cabo una campaña, que va ganando participantes cada hora que pasa.
La idea es que los jugadores que lo deseen de todas las categorías del fútbol español se abrochen sus botas durante sus partidos de Liga con cordones arcoíris. De momento, la plantilla al completo del Rayo Vallecano se ha sumado a la iniciativa de la FELGTB y lucirán los cordones en el partido contra el Athletic de Bilbao. También lo harán los jugadores del Atlético Saúl y Raúl Jiménez, así como el portero del Getafe Jona. Otros equipos como el Valencia y el Málaga están sopesando también sumarse. De Segunda, el Leganés y el Racing de Santander al completo han anunciado su adhesión. Y de categorías inferiores, también han confirmado que sus futbolistas portarán esos cordones equipos como el histórico Cádiz, el Conquense o el Guadalajara.
"La campaña trata de eliminar esa palabra tabú que todavía existe en el fútbol y que es 'homofobia'. Todavía tenemos que romper ese techo de cristal", señala a Público.es Rubén López, responsable de deportes de la FELGTB. Y añade que "en el fútbol ya habla de política, se habla el racismo... pero a un futbolista le llaman maricón y se calla por el qué dirán. Por eso, queremos que si hay algún futbolista en el armario, porque los hay, y ve que un compañero suyo se pone los cordones, sirva para que se dé cuenta de que no tiene que tener miedo a mostrar su homosexualidad".
"Los jugadores pueden usar algo tan sencillo como unos cordones arcoíris para decir que ellos apuestan por la diversidad, y poco a poco iremos viendo cómo la homofobia se destierra de los estadios para que la igualdad gane la batalla", ha comentado Rubén López.
La campaña, que se lleva a cabo aprovechando que este jueves se celebra el día contra la homofobia en el deporte y promueve el etiqueta #LaLigaArcoIris, sin embargo se ha encontrado con las puertas cerradas de las instituciones deportivas. La LFP, que muestra su apoyo al colectivo, ha rehusado promover cualquier acción como colectivo. Y la FELGTB denuncia que el Consejo Superior de Deportes todavía no se ha dignado a aceptar reunirse con sus representantes.


El Reino Unido como referencia
Ésta será la primera vez que se lleve a cabo esta campaña en España, pero en otros países como Italia, y sobre todo Inglaterra, ya se ha formulado en otros años. En el Calcio tan solo un jugador del Calgliari la secundó pero en la Premier League la concienciación es mucho mayor. El terrible suicidio del futbolista Justin Fashanu, que sufrió un calvario desde que declaró su homosexualidad en 1990, ha servido para el fútbol británico sea pionero en erradicar de sus estadios todo tipo de discriminación por razón de sexo.
Más allá de esta campaña, la FELGTB va a hacer pública la semana que viene una carta contra la homofobia en el deporte, tomando como base las que ya se han aprobado en Francia -cuyo ministerio de Deporte tiene colgada en su web- o el Reino Unido, firmada por el propio David Cameron.
Publicar un comentario