20 abr. 2015

Guía para contrarrestar los (presuntos) malos Ratos

Un (presunto) mal Rato

El Sr. Rato tiene una dilatada biografía, que amablemente nos detalló el pasado viernes 17 de abril Sergi Picazo en El Crític. Voy a intentar resumir el currículo publicado por Sergi. El Sr. Rato tiene antepasados ilustres: el abuelo del Sr. Rato había sido diputado conservador y su padre era franquista, fundador de Cadena Rato y evasor fiscal preso.
El Sr. Rato se forma en Berkeley, donde estudió negocios y no ética. Entra en 1977 en el partido del franquismo sociológico, Alianza Popular. Durante el gobierno del Sr. Aznar, impulsó la mayor oleada de privatizaciones de muchas joyas públicas, que casualmente pasaron a ser gestionadas en gran medida por gente afín (alías amigos). Como alto cargo del PP, también aparece en los papeles del Sr. Bárcenas.
Como no heredó la jefatura del PP de Aznar (se la quedó nuestro actual presidente del gobierno), realizó la aventura internacional del FMI, hasta el 2007, desde cuya dirección no pudo prever la crisis.
Finalmente, ha vuelto a casa para trabajar en el Santander, en Bankia (por lo cual también está en investigación judicial), la Caixa y Telefónica. De esta última empresa seguía cobrando el viernes 17 de abril de 2015.
De hecho, es muy destacable la red de contactos que ha ido forjando, por ejemplo en el Foro Puente Aéreo o en el think tank FEDEA, una de las inspiraciones ideológicas de Ciudadanos. En dichos lugares, ha compartido momentos con gente como el Sr. Fainé (La Caixa), El Sr. Alierta (Telefónica) o el Sr. Botín (Santander), este último también conocido patriota hispanosuizo, al igual que el Sr. Rato y su padre. Supongo que estos lugares de encuentro le han proporcionado oportunidades laborales, incluso en momentos tan duros a nivel judicial como los recientes.
Actualmente, está teniendo serios problemas con la justicia por supuestos delitos fiscales y económicos.

MUCHOS (PRESUNTOS) MALOS RATOS

Sin duda, el Sr. Rato es un paradigma del poder en España: orígenes de buena familia (dinero, conservadurismo, franquismo); formación como Dios manda, en EEUU; éxito en el mundo político, en un partido de orden; buenas relaciones políticas y económicas; puertas giratorias con empresas estratégicas de las comunicación y el sector financiero, asuntos turbios… un aspecto muy destacable es la ideología liberal “bien entendida” que defienden. Por supuesto el libre mercado y la gestión privada de los bienes públicos mejora la economía, eso sí, una vez asegurados unos buenos contactos y favores para quedar bien parado a nivel personal, por si la formación no es suficiente. Todo esto está bien aderezado con presuntos delitos económicos y fraudes fiscales.
No sé por qué me vienen otros Ratos a la mente: el Sr. Botín, el Sr. Díaz Ferrán

CÓMO CONTRARRESTAR LOS (PRESUNTOS) MALOS RATOS

Manuel Castells, entre mucha otras cosas, explica cómo la red de poderes (económico, judicial, político, tecnológico…), además de la represión, utiliza cada vez más la persuasión mediante el dominio de los medios de comunicación y las tecnologías de la información para convencernos de sus valores y de que, así, actuemos conforme a sus intereses.
Afortunadamente, también existen los contrapoderes, desde la sociedad civil, para resistirse a su dominio y favorecer poderes y valores alternativos. Estamos en un momento de expansiones de redes de participación social más horizontales y transparentes, aprovechando las tecnologías de la información, que generan relatos colectivos alternativos al hegemónico.

A nivel informativo y comunicativo

Siguiendo con la teoría comunicativa del poder de Castells, lo más importante es construir relatos alternativos a los del poder. Yo apuesto por favorecer periodismo independiente de verdad. No es casualidad que haya encontrado estos días en dos medios profesionales y cooperativos que no aceptan publicidad contraria a sus valores (La Marea y El Crític) la relación del Sr. Rato con Telefónica y otras empresas oligopólicas. Sin embargo, en otros medios digitales “de izquierdas”, que tienen publicidad de Telefónica y otras empresas olgiopólicas, (Público, eldiario.es, 20Minutos, Cuartopoder) sólo aparece su archisabida relación con Bankia.
También quiero destacar las wikis, como wikipedia, como forma de generar información colaborativa de calidad, con financiación colectiva.

A nivel político

Sin duda, están surgiendo muchos contrapoderes políticos y sociales con estructuras horizontales y participativas, desde la ciudadanía. Permiten muchos grados de participación y colaboración. En relación al Sr. Rato, destacaré la iniciativa @15MpaRato. A partir de la financiación ciudadana colectiva, están realizando actuaciones judiciales primero contra el Sr. Rato, con ol objetivo futuro de actuar contra el resto de Sr. Ratos, para que asuman sus responsabilidades legales, si las hay.
Animo, asimismo, a colaborar en este y otros movimientos políticos y sociales (barrio, municipalistas…) que fomenten la transparencia y la toma colectiva de decisiones.

Y si me quiero salir de Bankia, Santander y la Caixa

Afortunadamente, las finanzas éticas (que sólo invierten en economía productiva, con criterios sociales y ambientales contrastados y con diferentes grados de participación en red), existen y funcionan y son unaalternativa real a ser cómplices con nuestro dinero del casino financiero. De entre las diferentes alternativas existentes, quiero destacar Fiare, la primera banca ética cooperativa en el estado, que actualmente está aprendiendo a caminar. Desde hace poco, las personas socias ya podemos utilizar la mayoría de servicios que ofrece (banca electrónica, depósitos de ahorro, transferencias…), sin comisiones y sabiendo que el dinero va a financiar economía social y solidaria.

¿Y con Telefónica?

Si eres usuari@ de Movistar, quizá no te haga mucha gracia que tu factura telefónica sirva para pagarle el sueldo al Sr. Rato. Cambiarse a otra de las grandes no mejora especialmente los aspectos éticos de nuestro consumo. En este sentido, entre otras, hay dos iniciativas a destacar. Guifi.net es una red de comunicación por wifi mancomunada, abierta, libre y neutral. Está colaborando con Eticom, que será pronto la primera cooperativa ética que ofrecerá servicios de telefonía a nivel estatal y de la que ya te puedes hacer soci@.
Afortunadamente, tenemos antídotos reales para los malos Ratos.
Publicar un comentario