8 feb. 2016

Las mentiras de Sánchez sobre Trinidad Jiménez le explotan en la cara

La exministra ha metido en un buen lío a su secretario general -que hizo un papelón en RNE- justo el día en que el PSOE propone en su oferta de Gobierno endurecer las puertas giratorias.
Mientras intenta convencer a los "partidos del cambio" de que el PSOE también ha cambiado y ya no es "la casta" que era antes, un titular a toda portada le arruinaba a Pedro Sánchez el discurso este lunes en plenas negociaciones para lograr los apoyos necesarios para ser investido presidente del Gobierno. No ayuda mucho resucitar el fantasma de las "puertas giratorias" para disuadir a los más críticos de Podemos, esos que se dice en los mentideros políticos que están impidiendo a Pablo Iglesias cerrar un acuerdo con el PSOE.



Y tal vez por eso Sánchez se apresuró a negar este lunes que el fichaje de la exministra socialista Trinidad Jiménez por Telefónica sea un caso de "puertas giratorias". Según señaló el secretario general del PSOE en los micrófonos de RNE, él conocía la intención de Jiménez de incorporarse a esta compañía pero matizó que lo hará "como una trabajadora" más y en ningún "consejo de administración" ni nada que "tenga que ver con eso". Una explicación que no terminó de convencer al respetable en este comienzo de semana determinante para solucionar la gobernabilidad del país.
Según Sánchez no se puede considerar que sea una situación de "puertas giratorias" porque en la actualidad la ley de incompatibilidades fija un plazo de dos años y ella lleva "más de cuatro años sin ser ministra". Sin embargo, algo raro debe ver cuando adelantó que los socialistas quieren extender a los cinco años este plazo.
De hecho, a la vez que el socialista defendía que Jiménez se incorpore a la multinacional presidida por César Alierta, su partido publicaba lo que ha llamado Programa para un Gobierno progresista y reformista, un compendio de 40 medidas a las que se compromete si llega a La Moncloa.
Lo curioso es que una de ellas habla, precisamente, de acabar con las llamas puertas giratorias. La propuesta del PSOE a sus potenciales socios pasa por "incluir, en la legislación de conflictos de intereses, un supuesto especial de incompatibilidad al cese de altos cargos destinado a evitar el fenómeno de puertas giratorias, fijando un periodo de incompatibilidad de cinco años para quienes pretendan incorporarse ex novo a empresas del sector sobre el que no tenían experiencia profesional previa y sobre el que hayan tenido", según queda escrito en el documento.
Sánchez quiere -dice- que sean cinco años de incompatibilidad... pero utiliza como argumento para Jiménez que lleva cuatro fuera del Gobierno (aunque ocupando un escaño hasta hace meses). Eso por no hablar de que no hace mucho negó categóricamente que Telefónica hubiera fichado a la exministra en el debate electoral organizado por El País, tal como se encargaron de recordarle este lunes los miembros de Podemos.



Cabe recordar que entonces, en plena campaña electoral al líder del PSOE no le interesaba nada hablar de puertas giratorias y cuando Pablo Iglesias le sacó el tema concreto de la exministra socialista Sánchez se ofendió tremendamente: "Es mentira. No me lo esperaba de ti Pablo".


Publicar un comentario