27 jul. 2020

Un vecino de Salceda pide embargar a un banco por no cumplir un sentencia

Un vecino de Salceda ha iniciado el procedimiento para embargar las cuentas del Banco Santander depositadas en el Banco de España porque no le paga 13.000 euros que le debe por una sentencia judicial firme. El afectado invirtió esta cantidad en la adquisición de participaciones preferentes en el Banco Popular y perdió su dinero cuando se canjearon en acciones que perdieron su valor. El fallo del juzgado de primera instancia número 2 de O Porriño, confirmado por la Audiencia Provincial, estimó su demanda y anuló la orden de compra de participaciones preferentes, condenando al banco a devolver el capital y los intereses.
El fallo estima que los demandantes no tienen estudios especializados en el sector financiero ni fueron informados en su momento de la adquisición de los riesgos del producto. La orden de contratación tampoco constaba firmada por ellos, ni consta acreditado que se les entregaran los trípticos informativos o que hubieran recibido de la entidad bancaria información suficiente». Llegada la hora de cumplir el fallo, el banco no da señales de vida. El vecino, defendido por la abogada María Núñez González, manifestó que «mi opinión es que es una vergüenza que el banco llegue a estos extremos para pagar algo que salió a mi favor en dos juicios».

26 jul. 2020

Las Fiscalía de Málaga pide el cierre del medio Alerta digital por incitación al odio

Los artículos de opinión, "noticias" y comentarios han sido publicados desde 2013 y van especialmente dirigidos contra las personas de origen magrebí o que profesen la religión musulmana, según el escrito acusatorio, al que ha tenido acceso Efe.

Para la difusión de estos mensajes, el acusado presuntamente ha utilizado un formato "a priori de un periódico digital convencional, de manera que se pueden leer noticias relativas a diversos asuntos de actualidad, tanto nacionales como internacionales, al menos desde 2013 a 2018", según artículos adjuntos al escrito acusatorio.

"Línea editorial unívoca"
La fiscal explica que cuando se hace un examen detenido a la página web "muestra una línea editorial unívoca y consistente cuya principal idea es la de señalar la inmigración, especialmente de origen africano, a Europa, en general, y a España, en particular, como una invasión dirigida a la destrucción del pueblo europeo".

Para ello identifican a refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes, sobre todo musulmanes, "como criminales o delincuentes en potencia, parásitos del sistema e indignos de residir en Europa", siempre según la versión acusatoria.

Estrategias
Para lograr ese objetivo de presentar el islam y a quienes profesan dicha religión como un peligro para los españoles y europeos "y sembrar una sensación de inseguridad que genere animadversión y hostilidad frente a dicho colectivo", el acusado utiliza diversas estrategias.

De un lado, "la difusión de diversos artículos de opinión, muchos de ellos sin contrastar, manipuladas o manifiestamente falsas, en los que identifica a todos los musulmanes con los terroristas del DAESH o del ISIS, al tiempo que se afirma su negativa a integrarse en los países europeos que les acogen y su intención de destruir a los residentes".

En muchos casos, "el autor del artículo que se publica es un tercero y su copiado (se desconoce si con autorización o sin ella) de otro medio, pero se utiliza un titular distinto al original, mas sensacionalista y con una mayor carga valorativa, destinado a causar alarma entre los lectores".

En el escrito acusatorio también se acusa a dos colaboradores y se pide para cada uno de ellos tres años de prisión y diez meses de multa con una cuota diaria de diez euros.

24 jul. 2020

Madrid paga a curas y hace malabares para justificar que no contrata rastreadores

Rastreadores no demasiados, pero capellanes que no falten. La Comunidad de Madrid ha publicado en su Boletín Oficial el convenio con la Provincia Eclesiástica de Madrid para la asistencia religiosa católica en los centros hospitalarios.
El texto recoge la indicación para asignar un religioso por cada 100 camas (una cantidad creciente en función del número de pacientes) mientras se hacen malabares para justificar el escaso número de rastreadores en toda la región.
Según el BOCM, “los servicios que presten capellanes y personas idóneas por cada capellán a tiempo completo será de 14.967,29 euros a tiempo completo y de 7.574,81 a tiempo parcial”. Así, el montante previsto para los 53 a tiempo completo y 20 en horario limitado ascienden a 793.266,37 y 143.921,39, respectivamente, que serán sufragados por las gerencias de los centros.
BOCM
Capellanes en hospitales de Madrid
La noticia se ha conocido el mismo día en que el vicepresidente, Ignacio Aguado, ha señalado que el número de rastreadores de casos de covid-19 no es un problema a día de hoy en la región y ha garantizado que si fuera necesario se incrementaría el número de estos profesionales.
En la Comunidad de Madrid hay 182 personas que están dedicadas a realizar labores de “rastreo” de los casos de coronavirus. “Hay dos tipos: 142 son técnicos de Salud Pública y 40 están dentro del Centro de Atención al Paciente (CAP)”, ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. 
BOCM-20200722-21 by El HuffPost on Scribd
“El problema no es que la Comunidad de Madrid no tenga ‘rastreadores’, es que adaptamos el equipo de ‘rastreadores’ a las necesidades que vamos encontrándonos en el día a día”, ha señalado Aguado. Si fuera necesario aumentar el número de ‘rastreadores’ por un incremento de casos de coronavirus, se reforzará el número de profesionales en proporción, ha añadido.
Aguado ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los madrileños, al afirmar que los rebrotes en la región a día de hoy están “controlados”, tanto los casos positivos como los contactos, los familiares y el entorno cercano de estos casos.
“Seguimos en alerta, porque en cualquier momento puede haber un nuevo rebrote o se puede puede descontrolar alguno de los anteriores”, pero, a día de hoy, “no es un problema” el número de ‘rastreadores’, porque si hiciera falta aumentarlo en función de la segunda ola de nuevos rebrotes, se haría para garantizar la atención y la monitorización de todas las personas que lo necesitan y su entorno, ha insistido.
En la actualidad la región cuenta con varios brotes, controlados por el momento y sin apenas afectación de ingresos en hospitales, aunque sus datos de contsgios siguen siendo notables, según los balances diarios de Sanidad.
Madrid sigue sin decretar el uso obligatorio de mascarillas aunque se mantenga la distancia de seguridad, pero sí se muestra a favor de su uso, “incluso en espacios privados”, como ha defendido el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tras una reunión con el ministro del ramo, Salvador Illa.