20 sept. 2017

Ocho personas afrontan penas de cárcel por protestar contra los desahucios de un fondo buitre en pisos públicos


Ocho personas, entre ellos activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y vecinos, tendrán que declarar entre el martes y el jueves ante el juez investigados de desórdenes públicos por invadir la vía e impedir la circulación del tranvía de Parla, en el sur de Madrid, en una protesta que tuvo lugar el pasado mes de abril.

El grupo, formado por varias decenas de personas de las que solo se identificó a estas ocho, se manifestaba contra los desahucios de Encasa Cibeles, la filial española del fondo buitre –Goldman Sachs-Azora– al que el Gobierno de Ignacio González vendió casi 3.000 viviendas públicas. Por esta acción no comunicada que mantuvo una hora cortado parte del servicio, los investigados podrían enfrentarse a entre seis meses y tres años de prisión si la causa no se archiva tras estas primeras declaraciones dentro del periodo de instrucción.

Los hechos que se investigan tuvieron lugar el 27 de abril, cuando "una aglomeración de unas 50 personas", entre ellos menores, se encuentra "ocupando las vías del servicio público", según el atestado policial al que ha tenido acceso eldiario.es. La protesta estaba encabezada por una pancarta con el siguiente mensaje: "Disculpen las molestias, nos quieren desahuciar".

Al lugar acudieron efectivos de Policía Local y también Nacional tras el aviso de los vigilantes que pone la empresa que gestiona el servicio, Tranvía de Parla S.A, participada mayoritariamente por GlobalVía Infraestructuras S.A (de FCC y Bankia al 50%). Los agentes de la Policía Nacional informaron a los manifestantes de que la acción podría estar incurriendo en un delito, recoge la documentación entregada al juzgado y confirman los activistas, que aseguran que "pacíficamente" procedieron a retirarse después del aviso y con el compromiso verbal de los agentes de que no los identificarían.

El atestado aduce, sin embargo, que transcurrió más tiempo hasta que se disolvió la concentración, que terminó con la filiación de ocho personas: tanto los "principales responsables y portavoces del evento así como las personas que utilizaron los móviles para grabar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, todo ello motivado por una posible utilización ilícita de tales imágenes y en prevención de tales hechos", una acción castigada por la Ley de Seguridad Ciudadana. La Policía habla de "responsables" para referirse al abogado de la PAH que interactuó con los agentes como mediador en nombre del colectivo que se manifestaba, Manuel San Pastor.
La situación de los vecinos

A unos metros del lugar donde se concentraron se levantan unos bloques de vivienda pública incluidos en la macroventa a Goldman Sachs-Azora cuyos vecinos tienen órdenes de desalojo casi todas las semanas. La mayoría de ellas terminan suspendiéndose hasta nuevo aviso y así pasan los meses. En los pisos hay personas que han dejado de pagar a su nuevo casero porque no pueden y familias que ocupan ilegalmente las casas y llevan meses pidiendo sin éxito a la empresa la regularización de la situación. Pero Encasa no cede a esta petición por miedo "al efecto llamada" y, según el testimonio de los vecinos,  les ofrece dinero para que se marchen .  Y el Ayuntamiento de Parla asegura que no tiene vivienda social disponible para dar alternativa a los vecinos en riesgo de desalojo.

Los manifestantes aseguran, en conversación con este medio, que el día de la protesta esperaron a que pasara un tranvía para comenzar a ocupar "la acera y parte de las vías porque la acera era muy estrecha y no cabíamos todos" en una "concentración espontánea". "Queríamos evitar un frenazo del tranvía o cualquier daño en ese sentido", dice uno de ellos.

El servicio de transporte se interrumpió en la parada anterior a la zona donde estaban desplegada la protesta y los viajeros tuvieron que bajarse, según la declaración de la conductora del convoy que se paró primero. La trabajadora contó a la Policía, y así queda recogido en el atestado, que a las 19:50 se percató de la presencia de un grupo de personas en la vía y a las 20:45 se pudo reanudar el servicio tras disolverse la protesta. Tres vigilantes del tranvía y dos inspectores del servicio también ofrecieron su declaración como testigos de lo sucedido.
"No hay lesiones ni daños"

La defensa argumenta que para que exista delito de desórdenes públicos, tipificado en el artículo 557 del Código Penal, "se tiene que producir una alteración de la paz pública". "En este caso no se han producido ni lesiones ni daños a personas o cosas, no ha habido un peligro real, de manera que no se cumple en ningún caso con el tipo delictivo que se investiga", explica la abogada Alejandra Jacinto.

Tranvía de Parla S.A, empresa con la que ha intentado contactar sin éxito este medio, ha cuantificado en 791 euros los daños de esta acción. Pero los peritos judiciales no han podido determinar el "perjuicio ocasionado por la inmovilización de dichos trenes". "Hemos de poner en su conocimiento que no se disponen de datos efectivos y reales del coste por minuto de cada tren retenido",  consta en la documentación incluida en la instrucción.

Dos de los acusados de desórdenes públicos han recibido, además, sendas multas de 600 euros en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana por negarse a identificarse. "Yo solo les pedí explicaciones sobre por qué nos identificaban si nos habían dicho que no lo harían. Y luego les dejé mi DNI", asegura Israel, uno de los activistas que ha recibido y recurrido esta sanción.

Tras las declaraciones esta semana, el Juzgado de Instrucción número 5 de Parla decidirá si archiva la causa y absuelve a los investigados o abre procedimiento abreviado tras la instrucción, con el consiguiente juicio donde volverían a declarar todas las partes.

19 sept. 2017

Suiza sospecha de dos españolas en el atasco de váteres con billetes de 500

La Fiscalía de Ginebra ha abierto una investigación para dilucidar el origen de miles de billetes de 500 euros encontrados rotos y taponando varios retretes de un banco y de varios restaurantes del centro de Ginebra.

El primer descubrimiento se hizo en los lavabos de una sucursal del banco UBS en el centro de la ciudad, y unos días más tarde en los retretes de varios restaurantes cercanos, según el diario local Tribune de Genève, que se refiere así a un suceso que ocurrió "a principio del verano".

En todos los casos se encontraron decenas de billetes de 500 euros, rotos y taponando sus respectivos váteres.

La Policía helvética comenzó a investigar tras ver que el suceso había ocurrido en varios lugares al mismo tiempo. Por ahora se desconoce o no ha trascendido quién o quiénes pudieron tirar esa cantidad de dinero y sobre todo por qué.


 Willy Bárcenas: "Llevo bien ser hijo de mi padre. Me enseñan la bandera suiza"Willy Bárcenas: "Llevo bien ser hijo de mi padre. Me enseñan la bandera suiza"Moeh Atitar“No haré jamás el himno del PP. Yo cuanto más lejos de la política, mejor" / "Puedes entrar en una iglesia en tetas y no pasa nada, pero por un tuit te llaman islamófobo" / "No soy de derechas ni de izquierdas, soy crítico con todo. Y no, no voto a Ciudadanos”.
recomendado por
Las sospechas se centran en las cajas privadas que clientes de todo el mundo tienen en ese banco puesto que el primer atasco de billetes se produjo justo en la planta en la que está ubicado este servicio.

Los agentes han ido cerrando sus sospechas y ahora mismo se centran en dos españolas, de las que no ha trascendido ningún dato, que tienen una caja en el banco suizo UBS.

El Banco Central Europeo (BCE) decidió en mayo de 2016 dejar de producir y emitir el billete de 500, de color morado, dada la preocupación a que el mismo pueda facilitar las actividades ilícitas.

18 sept. 2017

Murcia ya es la primera comunidad en la que está prohibido vender bollería industrial o bebidas con demasiado azúcar

Murcia ya prohíbe vender bollería industrial en los colegios. Y las bebidas con exceso de azúcar. En los bares de los colegios, los alumnos han encontrado piezas de fruta por todas partes. Han desaparecido los expositores con bollería industrial. Se van a hacer inspecciones en las cantinas y, en caso de que oferten alimentos de los descartados, se pondrán en contacto con el centro.

17 sept. 2017

De la bitcoin a los unicornios: estas son las burbujas que está inflando el mercado

La burbuja de los tulipanes vivida en Holanda en el siglo XVII fue la primera de la que se tiene constancia. En aquel tiempo, el precio de estas flores comenzó a dispararse hasta alcanzar una cifra astronómica, pero como ocurre con las burbujas acabó explotando. Jamie Dimon, consejero delegado de JP Morgan y uno de los máximos directivos de Wall Street, comparó hace un par de días la burbuja actual de la bitcoin con la de los tulipanes. De hecho la  calificó como "fraude" y aseguró que acabará reventando porque es "pura especulación".
Las criptomonedas –cuya divisa más conocido es la bitcoin– son monedas descentralizadas y virtuales, que no están controladas por ningún Gobierno. El precio de la bitcoin ha ido repuntando desde su creación en 2009 hasta llegar a rozar los 5.000 dólares en agosto de este año, pero tras las restricciones  impuestas por China y las palabras de Dimon su precio ha caído. En septiembre, el valor de la bitcoin ha bajado alrededor de un 30% hasta situarse en el entorno de los 3.500 dólares en los que cotizó en la sesión del viernes, según los datos recogidos por CoinDesk.
"Se especula con bitcoin como se especula con cualquier otro activo. La mayoría de los euros que se compran son para especular, la gente compra cuando está barato para tratar de vender cuando está caro", apunta Alberto Gómez, fundador del laboratorio de bitcoins NevTrave. "La cotización de la bitcoin se basa en la confianza", apunta al explicar cómo se fija el precio de esta moneda.
Evolución del precio de la bitcoin durante su historia.
Hay una diferencia con las divisas tradicionales, en el caso de la bitcoin no hay un banco central y por tanto, tampoco hay políticas monetarias ni ninguna forma de sostener la cotización de la bitcoin. " El BCE hará todo lo necesario para sostener el euro. Y, créanme, eso será suficiente", dijo Mario Draghi en medio de la crisis del euro y esas palabras bastaron para mitigar la sangría del euro. Sin embargo, si la bitcoin se desploma, ni Satoshi Nakamoto (su fundador), ni ninguna otra persona saldrá a la palestra para evitar la caída. Y desde 3.000 dólares, la caída puede ser grande.

La burbuja del dinero barato
En un contexto de tipos de interés en mínimos, la liquidez ha inundado el mercado y algunos expertos ya hablan de que podríamos estar en medio de una burbuja del dinero barato con consecuencias, por ejemplo, como que se disparen los préstamos. Una situación que recuerda al momento previo al estallido de la crisis de las hipotecas subprime de Estados Unidos, donde se disparó el crédito barato para comprar viviendas en ese mercado sin pedir prácticamente garantías. Era una situación más complicada porque estos préstamos estaban partidos en trocitos y vendidos dentro de otros productos financieros que tenían la máxima calificación. La consecuencia de esto es que cuando explotó la burbuja de las hipotecas acabó golpeando los cimientos del sistema financiero.
Han sido  los banqueros quienes han comenzado a señalar la existencia de estas burbujas generadas por el dinero barato. También hay que tener en cuenta que estos tipos de interés tan bajos van contra su negocio tradicional: tomar dinero barato y prestarlo caro.
"Debe terminar la época del dinero barato, pese a la fortaleza del euro", dijo John Cryan, presidente de Deutsche Bank a comienzos de septiembre. "Ya estamos observando burbujas en algunos sectores del mercado de capital", añadió como razón para comenzar a subir los tipos.
Una de estas burbujas a las que se refiere Cyran es la de los préstamos para comprar coches en Estados Unidos. La Reserva Federal cifra en 1,16 billones de dólares el valor de los  créditos para comprar automóviles, que ha alcanzado un 9,2% de toda la deuda hipotecaria, la proporción más alta en algo más de una década.
Los datos del Banco de Inglaterra de los últimos meses también van en esa dirección. Las cifras del organismo muestran que el crédito al consumidor denominado en inglés como "unsecured", que se traduciría como "sin garantías" y que en la práctica solo está respaldado por el historial crediticio de las personas, lleva creciendo en cifras de alrededor del 10% desde abril del año pasado, aunque  se suavizaron ligeramente en el mes de agosto.
El problema de este aumento del crédito es que si se tuercen las condiciones, o lo que es lo mismo si los tipos de interés vuelven a subir o a recuperar porcentajes habituales, los consumidores podrían tener problemas para pagar sus cuotas.

Las startup unicornio 
En el mundo de las startup se conoce como unicornios a las que tienen una valoración de 1.000 millones de dólares (unos 835 millones de euros). Una denominación que tenía su clave en que eran compañías difíciles de encontrar.
Sin embargo, el número de firmas que se engloban bajo esta clasificación ha aumentado significativamente. La lista de estas superan los 200 nombres, según el listado de la consultora CBInsights, con algo más de la mitad de ellos estadounidenses. En la primera posición está Uber con una valoración de 68.000 millones de dólares y aparecen otros nombres como Airbnb o Dropbox.
El incremento de este tipo de compañías se debe en parte a que estas han decidido posponer sus salidas a bolsa. La evolución tradicional de estas compañías era ir consiguiendo rondas de inversión (la forma que tienes estas empresas de financiarse con el dinero de fondos o business angels) hasta acabar saliendo a bolsa. Sin embargo, los saltos al mercado se están retrasando o incluso dejando de darse. No estar cotizadas hace que tengan menos obligaciones que cumplir, teniendo que cumplir solo con sus accionistas y no con el mercado.
Un estudio elaborado por la Universidad de British Columbia y la Universidad de Standford advierte de que estos unicornios están "sobrevalorados". Los cálculos de este estudio estiman, que de media, estas empresas estarían valoradas un 50% por encima de su valor real. En este estudio señalan que de las 116 empresas analizadas, la mitad perdería sus estatus de unicornio si se aplicara la forma de valoración que ellos proponen.
Sus autores explican que parte de esto se debe a que en la valoración solamente se toma como referencia el precio de la última acción, que depende de la última valoración, pero estas compañías pueden tener hasta ocho tipos de acciones que dan a sus tenedores diferentes derechos.

La deuda de los emergentes
En un momento de muy alta liquidez en los mercados, la deuda de los países emergentes lleva un tiempo creciendo en un entorno de tipos bajos donde los inversores tienen que asumir riesgos a cambio de rentabilidad. En 2017, los cinco principales fondos cotizados, conocidos como ETF, que invierten en emergentes recibieron 15.000 millones de dólares.
El índice Bloomberg Barclays de los bonos emergentes repuntó un 4,3% este año y en los últimos cinco años, la subida ha sido del 28%, una cifra que duplica lo obtenido por el índice Bloomberg Barclays que agrega a los bonos estadounidenses, según recoge la CNBC.
Algunos analistas advierten de que los próximos cambios que se esperan en política monetaria por parte de la FED y del BCE podrían hacer cambiar este panorama. En un informe de Citi, sus analistas señalan que hay que estar preparados para un " shock", aunque no consideran que vaya a ser uno "devastador".
Una fuerte demanda va creando burbujas en los diferentes activos que generan interés para los inversores. Este interés no dura eternamente o las condiciones del mercado cambian por lo que los precios suelen ser insostenibles en el tiempo y en un momento determinado explotan. Y cuando lo hacen acaban con lo que tienen por delante.