19 mar. 2019

El año de Abascal (VOX) al frente de una fundación pública: 82.000 euros de sueldo y ningún proyecto realizado

Ningún proyecto terminó con éxito. Es el balance del año que el líder de Vox, Santiago Abascal, dirigió una fundación de la Comunidad de Madrid sostenida con fondos públicos. Los documentos presentados tras decretarse la extinción a principios de 2014 de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, a los que ha tenido acceso eldiario.es, acreditan que el organismo no llevó a cabo las actividades planificadas para su último ejercicio (2013), que corresponde con el único que estuvo Abascal al frente. Por este trabajo sin resultados, que desembocó en el cierre definitivo, el actual líder de Vox percibió un salario de 82.491 euros del erario público.

La fundación recibió 183.600 euros en concepto de subvenciones en 2013, además de beneficiarse de un local cedido por el Gobierno regional. Con este presupuesto, que fue gastado e incluso condujo a pérdidas, solo se pudo concluir un objetivo con éxito, según la última memoria de actividad económica: un patrocinio directo con Servimedia para una beca de periodismo en la agencia de noticias. A este proyecto, consistente en la publicación de "dos reportajes semanales sobre la actividad social en la Comunidad de Madrid", se dedicaron 9.000 euros. En el resto de previsiones anuales también se invirtió dinero pero todas resultaron frustradas.

La memoria económica revela que el organismo solo tenía tres actividades más en el calendario de 2013. Una de ellas, llamada "fomento del patrocinio social", consistía en la organización de una gala de premios a la Responsabilidad Social Empresarial que nunca llegó a celebrarse "por falta de medios" y en un acuerdo con Bancos y Cajas para lograr promocionar con sus bolígrafos y otras "piezas de papelería" el Instituto Madrileño de la Familia y el Menor. Este último patrocinio tampoco pudo hacerse realidad por "la falta de disposición de las entidades".

Los esfuerzos para captar patrocinios fueron igualmente infructuosos, según el balance anual al que ha accedido eldiario.es, porque no se "encontró el necesario respaldo de la iniciativa privada". Se intentó sin éxito que IKEA financiara la puesta a punto de un inmueble de la Consejería de Asuntos Sociales para abrir una Unidad de Acogimiento Familiar y un Centro de Atención Temprana y se trató de "captar colaboración empresarial" para editar una guía de enfermedades raras. Entre los planes también estaba "patrocinar un equipo de fútbol de discapacitados" y editar un "estudio sobre Innovación Social". Las previsiones en donaciones para todas estas cuestiones se fijaron en 30.000 euros pero se obtuvieron cero y nada salió adelante.

La fundación, por último, aspiró a recaudar los ingresos de las actuaciones del Coro de Mayores de la Comunidad de Madrid a través de un convenio ad hoc y en coordinación con el Servicio General de Bienestar Social. "Por diferentes circunstancias, no se consiguió la firma de dicho convenio", detalla la memoria. En este caso se contaba con un ingreso de 10.000 euros que finalmente quedó reducido a 1.000. Ninguna de las actividades enumeradas se reflejaron en la web de la fundación, que tiene un espacio vacío en el periodo 2013-2014.

El líder de Vox era el único alto cargo del organismo. Fue colocado en el puesto por la expresidenta Esperanza Aguirre en abril de 2013, tras el cierre de la Agencia Madrileña de Protección de Datos donde era gerente. Otro cargo público ocupado por Abascal. Cesó como director de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social el 17 de diciembre, el mismo día que fundó el partido Vox. Según la documentación oficial, en el organismo solo trabajaba él y una asesora técnica que ahora es diputada en la Asamblea de Madrid, Anka Moldovan.

El salario de los dos sumaba 116.362 euros, aunque Abascal recibía el grueso (82.491,80 euros al año). Moldovan aseguró a este medio que "estuvo muy pocos meses" trabajando en la fundación y que su función era "buscar contactos y tratar de informar a las empresas de las posibilidades de colaboración con la administración". La fundación gastó también 73.080 euros en "otros gastos de actividad", que sirvieron para pagar "honorarios de asesores externos" o "auditores profesionales de mantenimiento de servicios informáticos".

Casi 35.000 euros de pérdidas
El propio Santiago Abascal dijo en noviembre de 2013, un mes antes de que se disolviera la fundación, que el trabajo de la entidad, centrada en captación de patrocinios, estaba "siendo verdaderamente dificultoso". "La labor ha sido ardua y ha sido infructuosa en muchos casos por el contexto de crisis económica", añadió. En una entrevista en Antena 3, admitía directamente que la fundación era innecesaria en 2013 porque "en aquellos años" recabar fondos de las empresas privadas "para contribuir en materia social a los gastos públicos" era "imposible".

La Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, el órgano encargado de controlar el gasto público en la región, advirtió que la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social fue opaca al menos desde 2011. Un informe de 2018 refleja que el organismo no pudo fiscalizar la actividad por la "insuficiencia de datos aportados". El análisis de la Cámara sí aporta un dato: el montante de liquidación en el momento en que la fundación desapareció. Esta cantidad asciende a 229,49 euros.

La cifra en positivo contrasta con la información económica incluida en la última memoria del organismo público. Según la memoria, la fundación finalizó su actividad dejando un excedente negativo de 34.846 euros: gastó 226.190 euros en cerrar estos patrocinios cuando solo disponía de algo más de 191.344 euros (aquí está incluido el valor anual de la sede cedida por el Gobierno regional).

El dato de pérdidas sí es coherente con los balances negativos de los años anteriores: 112.988,28 euros en 2012; 35.043,32 en 2011 y 226.270,92 en 2010. El único ejercicio que registró superávit fue 2009.

18 mar. 2019

Un gobernador ultra italiano, declarado antivacunas, en el hospital con varicela

Es lo que se llama tomar de tu propia medicina. El gobernador del Friuli (Italia), el miembro de la ultraderechista Liga Norte Massimiliano Fedriga, ha contraído la varicela a la edad de 38 años, y ha tenido que ser hospitalizado durante unos días, según informa el Corriere della Sera. La curiosidas es que es uno de los políticos que más ha defendido al colectivo antivacunas, de los que más han denostado la importancia de esta prevención en su país.

“Estoy bien, estoy en casa”, ha dicho Fedriga, que indicó que ya se está recuperando sin complicaciones. Dentro de la Liga y el Movimiento 5 Estrellas hay una fuerte corriente contra la vacunación obligatoria, que ha despertado fuertes polémicas desde el año pasado.

El pasado verano, cuando se discutía un decreto sobre la naturaleza obligatoria de las vacunas, Fedriga dijo que estaba en contra de la disposición, creyendo que esta no era la forma más correcta de convencer a las familias, aunque reconoció que sus hijos sí están vacunados.

Ahora, visto lo que le ha ocurrido, hasta el más prestigioso inmunólogo italiano, Roberto Burioni, ha decidido dirigirse al mandatario con una viral publicación en sus redes sociales, en la que le canta las cuarenta: “Primero permítale desearle una pronta recuperación. Me alegra que haya vacunado a sus hijos; desafortunadamente, la varicela no solo es muy contagiosa (y peligrosa), sino que incluso la transmiten los pacientes antes de que aparezcan los síntomas. Usted, como muchos adultos, no se vacunó (cuando era pequeño esta vacuna no existía): si hubiera sido vacunado en su edad adulta, estaría en perfecto estado de salud, ya que la vacuna tiene una eficacia de entre el 88 y el 98 %”, escribe.

Por eso, el inmunólogo prosigue: “Recuerde que si el virus, en lugar de haberlo infectado a usted, hubiera alcanzado a un niño trasplantado, probablemente estaríamos aquí para llorar su muerte; si hubiera infectado a una mujer embarazada, nos enfrentaríamos a un niño malformado o a un aborto. La única manera de evitar estas tragedias (porque son tragedias) es vacunándonos todos para evitar la circulación de este virus peligroso que, como lo hizo, podría haber golpeado a una persona mucho más vulnerable”.

17 mar. 2019

Mierda Jobs: Buenas @Prosegur ¿Sabéis que pagar 6.000-8.000€ brutos al año por una jornada de 140 horas al mes es TOTALMENTE ILEGAL?

16 mar. 2019

Jóvenes por el clima: la reacción de la especie

El profesor Eudald Carbonell, uno de los paleontólogos más prestigiosos del mundo, codirector del yacimiento de Atapuerca, lleva años apelando al despertar de una nueva conciencia en el ser humano, un pensamiento crítico que nos permita evitar el colapso hacia el que, según él y muchos otros científicos, nos dirigimos como especie.

Una reacción que nos permita seguir avanzando evolutivamente sin poner en riesgo las condiciones que hacen posible nuestra vida en este planeta. En caso contrario, y como dejó dicho Stephen Hawking antes de su muerte hace ahora un año, el futuro de la humanidad estará lejos de la Tierra.

Estas observaciones, para muchos demasiado alarmistas, vienen siendo refrendadas una y otra vez por las investigaciones que demuestran el avance del cambio climático hacia los peores escenarios, el incremento de la contaminación hasta niveles nunca vistos o la pérdida masiva de biodiversidad, entre otros indicadores del deterioro ambiental que estamos provocando.

Sin embargo, entre todos esos indicadores que invitan al desánimo, ha surgido un verdadero motivo para la esperanza: la firme y decidida reacción de los más jóvenes a favor del clima y contra la desidia medioambiental que atenaza nuestro futuro como especie, es decir el suyo.

El pensamiento crítico se empieza a manifestar en la conducta de esos millones de niños y adolescentes de todo el mundo que, con sus frases de colores sobre trozos de cartón, han atiborrado las calles y las plazas de casi dos mil ciudades en más de un centenar de países. Ellos representan la reacción de la especie.

Los cambios generacionales surgen a partir de las respuestas evolutivas de individuos en concreto. Así muta el comportamiento humano. Adaptación, darwinismo, psicología evolutiva. La especie en su conjunto reacciona a partir de respuestas evolutivas de especímenes en concreto.

Un ejemplar de homínido al que se le ocurre atar una punta afilada de sílex a una vara para convertirla en una lanza y que explica al resto, junto al fuego encendido en la oscuridad de la cueva, como matar con ella al tigre dientes de sable que los acecha.

Una niña que a los catorce años, tras ver un documental sobre los efectos del calentamiento climático a escala global, enmudece, deja de sonreír, se sumerge en el conocimiento del calentamiento global, reflexiona y decide compartir sus reflexiones con la sociedad para reaccionar ante la amenaza que nos acecha.

Los jóvenes han dado muestra este viernes de haber adquirido ese pensamiento crítico del que nos habla Carbonell. Su reacción ante el servilismo y la incapacidad de reacción de la clase política frente al cambio climático es la respuesta evolutiva de la especie.

El pasado mes de enero Greta Thunberg, rodeada de un grupo de estudiantes de su misma edad, habló en Bruselas ante el presidente de la Comisión Europea. "La mayoría de políticos no quiere hablar con nosotros. Está bien, porque nosotros tampoco queremos hablar con ellos. Con quien queremos que hablen es con los científicos, que hablen y que les atiendan: después de todo nosotros solo repetimos lo que ellos llevan diciéndoles durante décadas."

La cara de póker de Jean-Claude Juncker mientras escuchaba a la joven sueca era todo un poema. Cuando le tocó hablar demostró no entender nada de lo que está pasando: "Este movimiento me parece muy bien. Llevo años quejándome de que los jóvenes no participan activamente en política como sí hice yo". Nada de nada.

Los jóvenes de Juventud por el Clima, a los que los eurodiputados del Partido Popular Europeo, los liberales de ALDE y la extrema derecha impidieron hablar en el Parlamento Europeo hace unas semanas, son los votantes y los consumidores de mañana. Y eso no lo puede cambiar nadie y lo va a cambiar todo.

Esos jóvenes, llevados por la firme voluntad de reacción de una adolescente de 16 años, están provocando por fin una respuesta evolutiva, una reacción proactiva en el comportamiento humano ante la amenaza del cambio climático. Y ese despertar del pensamiento crítico de especie nos está llevando a muchos de la esperanza a la ilusión.