24 nov. 2017

Uno de los ultras de Blanquerna en libertad es cuñado de De Vigo y primo de Morenés

Iñigo Pérez de Herrasti es uno de los acusados por el ataque al Centro Cultural Blanquerna el año 2013 y que no tendrá que entrar en prisión por decisión del TC, como se ha conocido este miércoles. Por el nombre, posiblemente, no llame la atención, pero Pérez de Herrasti tiene un importante historial declictivo y vínculos familiares con el actual ministro de Educación y portavoz del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, y con el exministro de Defensa Pedro Morenés Eulate.

El asaltante, de unos 60 años y dirigente de Alianza Nacional, es primo de Morenés por parte de madre. A la vez, también es cuñado de Méndez de Vigo, ya que su hermana, María Pérez de Herrasti, está casada con el ministro.

Entre el historial penal de Pérez de Herrasti, consta una condena de 14 años de prisión el año 2000, al ser detenido -junto con tres miembros de grupos neonazis- con explosivos y armas para atentar contra familiares de presos de ETA que viajaban a la capital española para visitar los encarcelados.

Siete años más tarde, Pérez de Herrasti hizo una huelga de hambre, acompañado de Pedro Pablo Peña, miembro de Alianza Nacional, para protestar contra lo que veían como un trato de favor hacia los presos de ETA.

Además, el ultra es hijo de marqueses. Su padre, Ramón Pérez de Herrasti y Narváez, es el decimocuarto marqués de Albayda, y su madre, Begoña Urquijo y Álvarez de Eulate, es hija de los marqueses de Bolarque y forma parte de la familia de los marqueses de Urquijo.

La Sala Segunda del Tribunal Constitucional ha acordado este jueves suspender la ejecución de la pena de prisión que le impuso el Tribunal Supremo, junto con la de cuatro ultras más, que asaltaron violentamente el Centro Cultural Blanquerna el 11 de septiembre del 2013, mientras tenía lugar el acto institucional de la Diada de Catalunya en Madrid.

23 nov. 2017

Amazon, contra las cuerdas en Italia tras anunciar sus empleados una huelga para el Black Friday

Los trabajadores del único centro de distribución de Amazon en Italia llevarán a cabo una huelga el viernes, con ocasión del Black Friday", para reclamar una mejora salarial, informaron hoy los sindicatos convocantes. La huelga, que comenzará el viernes por la mañana y finalizará con el inicio del mismo sábado, está respaldada por los sindicatos CGIL, CISL, UIL y UGL y afectará al único centro de distribución en Italia que posee el grupo estadounidense de comercio electrónico, en la provincia de Piacenza (norte de Italia).

Los trabajadores reclaman mejoras salariales ya que, según han subrayado los sindicatos, Amazon Italia "ha tenido un crecimiento enorme y el dinero a redistribuir existe". Aseguran que la productividad en este centro de distribución, de los que Amazon tiene 25 en Europa, "es altísima y el mayor sacrificio pedido (...) no se ha traducido en un incremento retributivo más allá de los mínimos del contrato colectivo".

Amazon llegó a Italia hace una década y este centro de distribución se encuentra en el municipio de Castel San Giovanni, donde trabajan alrededor de 2.000 personas. El gigante de las compras por internet aseguró que los salarios de sus trabajadores "son los más altos en el sector de la logística e incluyen beneficios como descuentos para compras en Amazon, seguro sanitario y asistencia médica privada", según un comunicado difundido por los medios.

En el mismo subraya su intención de mantener pese al paro los plazos de entrega de los productos a sus clientes en la jornada del "Black Friday" y en las jornadas sucesivas, a las puertas de la campaña navideña.

22 nov. 2017

El BDE admite que la situación del empleo es peor de lo que muestran los indicadores

España está creando puestos de trabajo y reduciendo el paro, pero algunos expertos alertan de la calidad del nuevo empleo y ponen en duda la recuperación del mercado de trabajo. Hoy se ha sumado a este discurso el Banco de España, que ha reconocido que la situación del mercado de trabajo en España es "algo menos boyante" de lo que muestran los indicadores.

Lo ha reconocido el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que ha participado este martes en unas jornadas organizadas por Mutactivos. En dichas jornadas, ha explicado que gran parte del nuevo empleo empleo es a tiempo parcial y de forma involuntaria. ¿Qué quiere decir esto? que los trabajadores querrían trabajar más y ganar más dinero por ello, pero no pueden acceder a otro tipo de empleos.

Por otro lado, Hernández de Cos ha asegurado que los tipos de interés van a seguir bajos durante un tiempo, situación que deberían aprovechar los gobiernos para hacer las reformas estructurales pendioentes. Para él, hay tres retos básicos para España: la baja productividad, el envejecimiento de la población y el paro estructural.

Se trata, según ha explicado durante su participación en unas jornadas organizadas por Mutuactivos, de tres incógnitas relevantes que requieren acciones políticas y no solo la ayuda de la política monetaria. Y los gobiernos no deberían desaprovechar estos momentos.

Cataluña
También se ha referido a la crisis catalana y ha recordado que el Banco de España hizo un ejercicio de simulación que cifraba el impacto en la economía entre el 0,3% y el 2,5%. En la simulación se planteaban dos escenarios, uno con un periodo transitorio y acotado de la incertidumbre y otro mucho más pesimista. Según Hernández de Cos, las cifras de hoy se acercan mucho más al primer escenario.

De hecho, reconoce que el segundo escenario que planteó el Banco de España, en el PIB se reduciría en términos acumulados algo más de 2,5 puntos porcentuales entre finales de 2017 y 2019, es muy "dramático" y poco probable en estos momentos. Sin embargo, ha reconocido que se puede empezar a percibir los efectos de la crisis en la economía catalana.