10 abr. 2015

El número dos de IU de Madrid también cobró de Bankia durante los mandatos de Blesa y Rato

La nómina de representantes de Izquierda Unida de Madrid (IUCM) que cobraron de la antigua Caja Madrid y de su sucesora Bankia aumenta. El actual secretario de Organización, Carlos Paino, fue consejero entre 2010 y 2012 de Caja de Madrid de Pensiones S.A. Entidad Gestora de Fondos de Pensiones, una filial de la entidad que continuó con su actividad tras la creación de Bankia. Paino forma parte también  de la lista que IUCM presentará a la Comunidad de Madrid en las elecciones del próximo 24 de mayo y que encabeza Luis García Montero.
Carlos Paino ha declinado responder directamente a eldiario.es y ha asegurado a través de una portavoz del partido que cobraba “en torno a los 1.000 euros” por cada reunión del consejo a la que asistía, dinero “que se ingresaba en la organización” política.
Ni IUCM ni Carlos Paino han concretado a cuántas reuniones asistían los consejeros ni cuánto dinero ingresó el número dos de la organización durante los dos años que fue consejero de la entidad. Según las cuentas de 2011 presentadas por Caja Madrid Pensiones a las que ha tenido acceso eldiario.es, los consejeros recibieron “281.274,24 euros en dietas de asistencia” ese mismo año y 268.652,96 euros en 2010, el año en el que Paino fue designado consejero.
Según el mismo documento, el Consejo de Administración está formado por 14 personas, lo que supondría 20.091 euros para cada uno en 2011 y 19.189 en 2010 si el reparto fuera lineal, algo que es muy habitual.


La respuesta oficial de IUCM es que el nombramiento de Paino se hizo a propuesta del secretario de Área Institucional de la organización, que en 2010 era Antero Ruiz. Ruiz, que es diputado regional, ha sido expulsado de IU por  su responsabilidad política en la gestión que hizo el partido en Caja Madrid y Bankia, después de una investigación de la dirección federal. Ruiz fue quien firmó por parte de IU  el pacto con Francisco Granados y CCOO al que se sumaron PSOE y UGT para repartirse el control de los órganos directivos de Caja Madrid.
Aquella investigación señaló también la responsabilidad de los aún portavoces de IUCM en el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo. Ambos  han sido también expulsados de la organización.
Pese a que los tres ya no son militantes de IU, según la dirección federal, la organización regional ha mantenido a cada uno en sus respectivos cargos institucionales. Antero Ruiz incluso acudió a un desayuno informativo del coordinador federal, Cayo Lara, cuando ya estaba suspendido.
Bankia también ha declinado hacer ninguna declaración sobre la composición y remuneración de los consejeros de su filial. Un portavoz de la entidad ha asegurado a eldiario.es que esa información está “en la memoria de la sociedad”, que es de acceso público a través del Registro Mercantil y de la cual la empresa no dispone de ejemplares para su consulta.


Un consejo lleno de políticos
El número dos de IUCM asegura a través de la portavoz que su labor consistía “fundamentalmente, la revisión de la gestión de la entidad”. La empresa se dedicaba a invertir el dinero que los ahorradores metían en los fondos de pensiones de Caja Madrid. Según la web de la Asamblea de Madrid, en la que Paino fue diputado, el secretario de Organización cursó estudios de "Filosofía y Letras, rama Historia, en 1987 en la U.A.M." [Universidad Autónoma de Madrid].
Entre los 14 miembros del Consejo de Administración de Caja de Madrid de Pensiones S.A. figuran otros nombres conocidos o relacionados con la política.
En el listado aparecen la mujer del ex número dos de Esperanza Aguirre en el Gobierno de Madrid, Francisco Granados, hoy encarcelado por su supuesta implicación en la trama Púnica. Relacionados con el Ejecutivo regional de Aguirre están también la mujer del actual consejero de Presidencia, Salvador Victoria, o la exconsejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño.
También había representantes de los empresarios madrileños en la persona de Manuel Carlón (CEIM) y del sindicato CCOO. Dos de los consejeros nombrados  a propuesta del PP y del PSOE utilizaron además una de  las famosas tarjetas black que se dispensaron durante los mandatos de Miguel Blesa y Rodrigo Rato.
Publicar un comentario