14 jun. 2015

España es el país con más desigualdad salarial

Para la OCDE, España es el país que más acumula desigualdad salarial, dado que el 10 por ciento de los más favorecidos controlan el 43 por ciento de la riqueza total ganando nueve veces más que el 10 por ciento de los ciudadanos españoles más pobres. En el estudio también señalan a EE.UU., Chile, México, Turquía e Israel como los más desiguales. Un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reveló este miércoles que la desigualdad entre ricos y pobres en España ha llegado al tope desde hace 30 años, reseñó Libre Red. Para la OCDE, España es uno de los países con mayor desigualdad salarial porque ese contexto social se refleja en el 10 por ciento de los más beneficiados que acumulan el 43 por ciento de la riqueza total.
Esta población catalogada como el “club de los países ricos” gana 9,6 veces más que el 10 por ciento más pobre, lo que constituye un aumento respecto a la diferencia 7-1 de la década de los 80 y del 9-1 a comienzos del siglo XXI. Todo esto en medio de los recortes económicos que ha implementado el Gobierno del presidente Mariano Rajoy. Lee: “Podemos pide destinar gastos en aperitivos a ayudas de comedor escolar”


El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ángel Gurría aseguró a través de un comunicado que “hemos alcanzado un punto de inflexión. La desigualdad en los países de la OCDE está en su nivel más alto desde que existen registros. Las pruebas muestran que la alta desigualdad es mala para el crecimiento”. Mientras tanto los sueldos de los más pobres en España, cayeron un 13 por ciento anualmente entre 2007 y 2011, en contraste con los ingresos de ese otro 10 por ciento más rico que solo se ajustaron a un 1,4 por ciento en el mismo periodo de tiempo.
En la nota analizaron que esta situación afecta el bolsillo de los que tienen menos ingresos en comparación con los de la República Eslovaca, mientras que los ingresos medios son “bastante más altos en España”, citó Libre Red a la OCDE. Lee también: “Podemos: Inversión social en Madrid es de 200 millones de euros” Advirtieron que aunque la pobreza se redujo en 2012, en relación con los años alcistas, si se consideran “los ingresos anteriores a la crisis, esta ha aumentado de forma considerable y España se sitúa aún muy por encima de la OCDE”. Además argumentaron que “las reformas fiscales introducidas entre el 2007 y el 2012 han reducido las prestaciones sociales de manera considerable y han incrementado los impuestos. Los resultados de la simulación muestran que la consecuencia ha sido una reducción de los ingresos netos para los hogares cuyas personas trabajan y para los no trabajadores”.
Ante la irrupción de la crisis económica en 2008, España ha vivido la caída más importante del empleo según la OCDE, le sigue Grecia con el 16 por ciento de la baja en empleos.  Este factor que ha desencadenado el desempleo, inestabilidad laboral y el paro juvenil son puntos clave para mejorar, recomendó la OCDE. Sepa más: “Rajoy habla de mejoría económica en medio de pronósticos poco alentadores” Contradictoria riqueza Chile, México, Turquía, Estados Unidos (EE.UU.) e Israel son señalados por la OCDE como los países desarrollados con mayor desigualdad, respecto a los ingresos salariales de Dinamarca, Eslovenia, República Checa y Noruega.


La disparidad también se constató en 2012 cuando el 40 por ciento de los hogares más pobres de los 18 países de la OCDE apenas contaba con el tres por ciento de la riqueza, mientras que el 10 por ciento más rico “controlaba la mitad de la riqueza de los hogares”. No conforme con eso “el 1 por ciento más rico poseía el 18 por ciento” de la fortuna, de acuerdo a los individuos de los hogares consultados. Proponen implementar una “acción política” tanto en el ámbito económico y social porque si no se ataca de esta manera, los “gobiernos cortan el tejido social de sus países y dañan el crecimiento económico a largo plazo”. “De Juan Carlos I a Felipe VI: La abdicación que no solventó la crisis en España” Argumentaron que los trabajos temporales o autoempleos fomentan la desigualdad, afectando a los más jóvenes puesto que el 40 por ciento no tiene un puesto de trabajo convencional.
En el estudio recomendaron analizar el problema de la desigualdad de género, dado que el creciente número de mujeres que forman parte del mercado laboral ha “ayudado a frenar la desigualdad”, sin embargo estas cobran 15 por ciento menos que los hombres. Concluyeron que la proporción de hogares que trabajan “se ha mantenido en niveles de hace 20 o 25 años, pero la desigualdad de ingresos ha crecido”.
Publicar un comentario