22 dic. 2015

Podemos critica duramente a los sindicatos verticales CCOO y UGT

La campaña electoral finalizó en Asturias con mutuas y duras descalificaciones entre Podemos y los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO. Diputadas autonómicas del partido morado tildaron incluso de machistas a los secretarios generales de ambos sindicatos, que a su vez dicen sentirse engañados y acusan a Podemos de oportunismo electoral.
La bronca se inició tras una reunión del grupo parlamentario de Podemos en la Junta General y los secretarios generales de UGT y CCOO, Justo Rodríguez Braga y Antonio Pino. A los sindicalistas no les gustó la ausencia del portavoz parlamentario del partido, Emilio León, aunque comprendieron que estaba justificada por la campaña electoral. Pero se indignaron con la nota que hicieron pública tras la reunión las tres diputadas de Podemos que asistieron, Lucía Montejo, Lorena Gil y Rosa Espiño. En ella se pedía a los sindicalistas que se bajaran el sueldo vinculándolo al salario mínimo interprofesional, un recorte en las subvenciones públicas destinadas a UGT y CCOO y una reducción de las partidas que reciben por los cursos de formación.


Los máximos dirigentes de UGT y CCOO se dirigieron entonces a Emilio León para expresar su protesta y el portavoz de Podemos tildó ese gesto de machista por no expresar sus quejas directamente a las diputadas. El propio León se mostraría más radical en sus propuestas más tarde en rueda de prensa: pidió que los sindicatos dejen de impartir los cursos de formación.
En la misma rueda de prensa, ayer en la Junta General, Lorena Gil ratificó que el dinero público que recibirán UGT y CCOO (y la patronal FADE) si salen adelante los presupuestos autonómicos presentados por el Gobierno del socialista Javier Fernández, cuya aprobación depende de Podemos, asciende a 18 millones de euros. Rodríguez Braga y Pino aludían solo a 1,3.
Horas más tarde Lucía Montejo enviaba una carta abierta a Rodríguez Braga y Pino mostrando disgusto por su actitud en relación a ella y a sus dos compañeras, que se sienten víctimas de un comportamiento machista. Su tono no dejaba dudas: “Su actitud me resulta arcaica, más propia de los tiempos en que algunos hombres creían que solo entre paisanos se podían solucionar los ‘caprichos femeninos’.Insisto: ante cualquier discrepancia conmigo o con las diputadas de Podemos Asturies, diríjase, por favor, directamente a nosotras. Sin intermediarios”.
Por su parte Rodríguez Braga y Pino manifestaron sentirse engañados por las tres diputadas, porque durante la reunión no les expusieron sus críticas y sus propuestas. También acusaron a Podemos de electoralismo.
UGT y CCOO consideran que tanto Podemos como la Asamblea de Trabajadores en Llucha están vinculados a la Corriente Sindical de Izquierdas, sindicato asambleario que no tiene liberados ni subvenciones públicas. Emilio León y el diputado Enrique López militan en CSI.
Publicar un comentario