7 feb. 2015

Las petroleras subieron un 5% sus márgenes cuando el crudo bajaba un 22%

Competencia constató ayer que el brusco descenso que ha sufrido el barril de petróleo desde julio de 2014 no se ha reflejado en su totalidad en el precio de los carburantes que pagan los conductores.
La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) advirtió en un duro informe de que "los márgenes brutos de distribución de carburantes más elevados se registraron en los últimos tres meses del año, coincidiendo con periodos de caída sostenida de las cotizaciones internacionales".
Concretamente, la cotización internacional en euros de la gasolina y del gasóleo ha caído desde el pasado mes de octubre un 28,1% y un 22,6%, respectivamente, arrastrada por el abaratamiento del barril de petróleo hasta los 50 dólares. En el mismo periodo, según la estadística que publica el regulador, los márgenes en la venta de gasolina y gasóleo crecieron un 2,8% y un 5,2%, hasta alcanzar los 18 céntimos por litro en ambos carburantes.
En cifras redondas son dos céntimos por litro más que los márgenes registrados el pasado mes de julio, cuando el petróleo inició su derrumbe desde el tope anual de 110 dólares. Precisamente, el regulador insiste en que el margen en España es de media dos céntimos superior con respecto al registrado en las principales potencias europeas. "Los precios antes de impuestos de la gasolina 95 y el gasóleo A recogieron, respectivamente, el 96% y el 92% de la caída experimentada por su correspondiente cotización internacional de referencia en euros", argumenta Competencia.
Por su parte, las petroleras niegan haber incrementado sus márgenes y aseguran que el sector está trasladando "en su totalidad" al surtidor la caída del barril de petróleo. "En España se está reflejando la caída de las cotizaciones internacionales de la misma manera que en el resto de países europeos", explicaba en un comunicado reciente la patronal AOP. Las empresas inciden, además, en que desde el pasado mes de junio el litro medio de carburante se ha abaratado en 22 céntimos.
El gran enfrentamiento entre Competencia y las petroleras gira en torno al concepto de "margen bruto de distribución" usado por el regulador en sus informes de supervisión. Las empresas argumentan que esta partida incluye diversos costes propios de su actividad -logístico, financiero, personal...-, así como los beneficios comerciales del vendedor minorista y del operador mayorista.
En este sentido, el sector cifra en los dos céntimos por litro su margen neto y vincula el aumento de los costes a la introducción del Fondo Nacional de Eficiencia Energética, en julio de 2014. Por otro lado, fuentes de Competencia señalan que lo importante es analizar la tendencia ascendente del margen para evitar distorsiones al realizar la comparativa europea.



Descenso de precios
El informe del regulador también constata el gran descenso de los precios, que acumularon seis caídas consecutivas entre los meses de junio y diciembre. El abaratamiento de la gasolina y el gasóleo se aceleró en el último mes del año pasado con una caída del 8%, la mayor registrada desde noviembre de 2008.
Así, el precio medio del carburante cerró el pasado año con una bajada próxima al 4% con respecto al registrado en 2013 y se mantiene por debajo de la media europea por su menor imposición fiscal. En cambio, el precio antes de impuestos se mantuvo por encima de la media continental.
Competencia vincula la caída de los carburantes al hundimiento del petróleo, cuyo descenso se explica por "la debilidad de la demanda mundial, el exceso de producción estadounidense y, principalmente, el mantenimiento de producción de la OPEP como mecanismo de defensa ante las nuevas técnicas de extracción y las energías alternativas".
De forma paralela a la elaboración de sus informes de supervisión, Competencia ultima un expediente en el que investiga presuntos pactos de precios y un hipotético reparto de mercado entre las principales petroleras. El resultado de esta investigación y la multa en caso de concretarse prácticas delictivas podrían conocerse en las próximas semanas.
Por su parte, el Ministerio de Industria trabaja ya en nuevas medidas que introduzcan más competencia en el sector y reduzcan la cuota de los principales operadores. La nueva normativa podría introducirse a través de una enmienda del PP durante la tramitación de la reforma de la Ley de Hidrocarburos aprobada en diciembre.
Publicar un comentario